jueves, 31 de octubre de 2019

Weltanschauung

Jim Jarmusch. “The Dead Don't Die”. 2019

















“The world is perfect, appreciate the details”.

lunes, 28 de octubre de 2019

Duermevela

Claire Fontaine. "Capitalism Kills Love". 2017
















“And if we rise my love
Before the daylight comes
A thousand galleon ships will sail
Ghostly around the morning sun”.

El retorno de lo inesperado, como una vuelta a la inocencia blanca de unas cortinas lavadas, jaleadas por la brisa marina. Lazuli, la casa de la playa, Beach House, un pequeño cuarto en el que la pareja entrelazada habla sobre lo contingente y se pregunta por los efectos de cierto malestar físico, embarazoso, Il deserto rosso, un síntoma agridulce proyectado al futuro.

Desde la distancia, la posibilidad de una re-conexión, porque los vínculos que otrora se crearon, son indisolubles a efectos extrasensoriales. I put a spell on you. Speak & spell, spellbound. Organizar la información, esquemas y requisitos, fotogramas de una ilusión largamente esperada. El run run de un cerebro que no cesa de reflexionar, re-capitular. Las capitulaciones de Santa Fe. Piononos. Nueve, nono, nonato. Ninety-six teardrops.

Al calor de lo reconocido y la proximidad de la carne, haciendo cucharita, el humor del rumor de lo que se había perdido en el tiempo y regresaba onírico, macerado por el poso de la extraordinaria afinidad. Lo que no se tendría que haber extraviado jamás. Rayuela. Los amores difíciles. Unvollstaendigkeit. Donde hubo fuego, heridas quedan.

Un paseo por la orilla otoñal, de pies descalzos y jerseys de punto. La fina arena anestesia el recorrido, en vísperas de ligeras desconfianzas y resquemores, en el abrigo de la cercanía congelada en el tiempo. El viento, el aire gaditano que arremolina el pelo y acrecienta la penetrante mirada ojos de miel. Su boca, la boca junior. I love my baby and my baby loves me…

Cantos en una mano cerrada, Rolling stones, one plus one, la otra abierta, siempre a la espera expectante, reminiscencias de un pasado brillante y la oportunidad de reversión de la distancia, como de ensueño, como cuando fuimos grandes y jubilosos. Porque lo fuimos. Death of a ladies' man.
Las sonrisas de un día nublado, de filtros habilitados para el contraste. Heaven up here. Un recuerdo viste con colores inapropiados. El cromatismo trastocado y las gaviotas en vuelo rasante sobre la arena mojada.

Las algas depositadas en la orilla, acumulaciones de un oleaje vitalista, To bring you my love, down by the water, el poso de la historia en una perspectiva en fuga infinita. L'Amour en fuite. Aquilatados flashes Antoine Duanel. Abordaje del litoral mediterráneo, la sombra alargada de una canción de Los planetas o la cenicienta elegía de Curtis.

El sempiterno bucle en la ola, de aquel verano del amor, Alone again or. Apasionados y amorosos baños entrelazados de espuma blanca marina. La credibilidad en la certeza de las palabras y las cosas, la bondad personificada. Trust in me. Cabernet Sauvignon al sol inmarcesible, testigo de plein bonheur.
No hay nada más valioso que el amor, el verdadero amor. Anna Karina y Jean-Luc. El fatuo momento del esplendor de esplendores. To the sun, to the sun! Here "came" the ocean, and the waves down by the shore…

Sueño de una ilusión que acaricia la esperanza en un futuro más luminoso. Unas nubes agrisadas encuadrando la marítima, rompiendo la armonía colorida del estado de las cosas. Cachorro plateado 4901 BCG, aparcado entre las dunas de la vieja Bolonia, matrimonios y barbadillos, el insobornable sol andaluz. La transfiguración. Siempre la opción de una tercera, de una cuarta temporada. L'attirance

Y hablando se acaba con el desencuentro, como un viejo coche que no termina de arrancar hasta que hace propósito de enmienda. El retorno de lo factible, el sabor salado de un anhelo, del eterno placer. Al enfriamiento de una temperatura ambiente que propicia el soñar con lo soñado, Ulises y un maltrecho Leopold Bloom, ahíto de afrentas, en el lecho fusor del testimonio, la corriente 348 sobre stickers fantasiosos. Un ventanuco en el baño al rugir de las aeronaves Newbery. Hear me sing: "Swim to me, swim to me, let me enfold you. "Here I am. Here I am, waiting to hold you".

El paradigma de la vida misma, monólogos que beben de sí mismos. En la encrucijada de encrucijadas: Penélope, Ulises, Stephen Dedalus o el egoísmo descarriado de Molly. La cinta sentimental de Moebius.
¿Cuántas muertes, cuántas pérdidas, cuántos? Galerada de espectros en permanente ghosting. El síndrome de Morton. Llega el amanecer, sobre esta orilla. Alles wieder offen.

domingo, 27 de octubre de 2019

Amore Amaro

Alessandro Cortini. LEV Festival. Madrid. Octubre 2019



















... … … … … … … … … …
... … … … … … … … … …
... … … … … … … … … …

“You're insignificant
A small piece, an ism
No more no less”
... … … … … … … … … …
... … … … … … … … … …
... … … … … … … … … …

Los detalles son como los rumores, porciones de verdad que sirven para encarar un discurso, valorar identidades, bosquejos de perfiles. Si en el fragmento está la verdad, como decía Brecht visionariamente, entonces el análisis de las fracciones podría contemplarse como la parte por el todo en las sociedades contemporáneas.
... … … … … … … … … …
... … … … … … … … … …
... … … … … … … … … …

A fuerza de velocidad y asimilación inmediata, nuestra capacidad hermenéutica se ve abocada a cierta agilidad mental, mermada por las circunstancias espacio temporales. Leve como una pluma, ligera ligereza conceptual, aprehendedora.
... … … … … … … … … …
... … … … … … … … … …
... … … … … … … … … …

El detalle o la suma de detalles desarrolla en nosotros la posibilidad de comprender al otro, de aproximar la naturaleza del amor a la dimensión del conocimiento, de entremezclar intuiciones, pulsiones, sensaciones con el análisis certero de la inteligencia y la experiencia. Un vórtice que atesora lo mejor (posible) de ambos universos en un mundo hostil, adverso.
... … … … … … … … … …
... … … … … … … … … …
... … … … … … … … … …

“Una mujer libre es justo lo contrario de una mujer fácil”. Simone de Beauvoir.
... … … … … … … … … …
... … … … … … … … … …
... … … … … … … … … …

Y de la materia informe de lo desconocido, de la captación de la apariencia, de lo levemente re-conocible, cabe esperar el surgimiento de la chispa, activación del complejo y exigente mecanismo del idilio, la atracción. Más allá del conservadurismo hedónico que revelaba Fisher (Le fantôme de la liberté), los efectos que produce trastocar libertad con “facilidad”, la posibilidad remota de construcción de belleza, alejada de los cánones idealizados de consumo procastinador, la fascinación por la autenticidad de lo inequívocamente ético, el inaudito testimonio de lo excepcional. Belleza robada, insumisa, arrebatadora.
... … … … … … … … … …
... … … … … … … … … …
... … … … … … … … … …

viernes, 25 de octubre de 2019

Fantasía

Andréi Tarkovski. Nostalghia. 1983





















Abocados a meras aproximaciones a la realidad, a vacuas contingencias sentimentales, a provisionales modos de empatía conceptual, a caprichosas elecciones generales que determinan los días, las semanas, la ruta vital. Como libros que se dejan a la mitad, como películas que se visualizan entrecortadas por el imperioso deseo del sueño. Un sueño que se erige en el paradigma de la sociedad post-capitalista pero un sueño alejado de cualquier alternativa de verosimilitud. Coitus interruptus.
Porque si una experiencia pertenece a la vida y esa totalidad está presente en ella misma, la experiencia actual hace aguas por todos lados, una bolsa mil veces agujereada, efecto de la incomprensión, la estulticia, el poco espacio entregado a la reflexión y la serenidad.
La fantasía es dueña y señora de casi todos los actos y, dentro de esta fantasía, una cohorte de fantasmas espectrales que fantasean con la posibilidad del placer inmediato, milisegundos de gozo, short cuts de algo aproximado a un momento de aciaga felicidad, que traen consigo una serie de efectos colaterales destructores de cualquier opción sublime, de trascendencia de lo cotidiano en algo dolorosamente bello.
La pérdida de los sentidos en el sinsentido, las consecuencias de fantasear con fantasmas. Un mundo inmaterial vacío de consistencia, como epígono de un sistema materialista. Placer mojado, sin pulsaciones, sin temperatura, sin pálpito carnal. La recompensa de los despojos: prístina basura. Espeluznante y lacerante. Do ut des.

miércoles, 23 de octubre de 2019

Helter Skelter

Jean-Luc Godard. “Week-end”. 1967














“If there's been a way to build it,
There'll be a way to destroy it,
Things are not all that out of control”.

Sobrevolando los hechos, una suerte de círculo hermenéutico del estado de las cosas (constante que se desplaza en el tiempo), existe más que la sospecha de que muchos de quienes defienden el “diálogo” frente a la violencia (políticos, periodistas, ciudadanos), saben perfectamente que por esa vía, casi nunca se llega a ningún lado. Una forma cínica de mantener el estado de las cosas, de perpetuar los privilegios establecidos pero con coartada bon-democracionista.
De tanto manipular, manosear y sacar ventaja del término, han acabado por romper el juguete, vaciándolo de su verdadero y honesto sentido. Provocando justo, lo que le recriminan al contrario.

lunes, 21 de octubre de 2019

This Inmortal Soul

La caja del diablo. Comunicación audiovisual. Madrid. 2019
















Hay algo dentro de mí que no es que se oponga a envejecer, es que no envejece.

domingo, 20 de octubre de 2019

Ultraje y sedición

La caja del diablo. Comunicación audiovisual. Amsterdam. 2019












“And in the naked light I saw
Ten thousand people, maybe more
People talking without speaking
People hearing without listening
People writing songs that voices never share
No one dared
Disturb the sound of silence”.

El ensimismamiento social, largamente promovido por las estructuras capitalistas, goza de un esplendor inusitado. Es reflejo de una sociedad que se ahoga en su propia necedad.
El mundo está construido de esta manera y asumimos generosamente nuestra incapacidad para cambiarlo. Entonces es mejor, dejarse llevar por la corriente de lo cotidiano, sin plantearse demasiados interrogantes. Una verdadera explosión de luminosidad, de clarividencia. La sedición de una sociedad sedada, anestesiada.

Pero existe una violencia diaria, silenciosa que perpetúa el (injusto) estado de las cosas y de la que parece eximirse de responsabilidad, en su alevosa y premeditada ignorancia, esa sociedad auto-proclamada demócrata.

miércoles, 16 de octubre de 2019

Into the drama

Barbara Kruger. Untitled (Past, Present, Future). Stedelijk Museum. Amsterdam. 2017
















"Oh my, oh my, oh my, oh my
I love my baby and my baby loves me...".

El dolor, la pérdida son como el vértigo, limitaciones de los sentidos, de la sique que sobredimensionan un acto factual. Los sentimientos nos hacen sublimes y categóricamente miserables. Vulnerabilidad e inconsistencia de lo sensible.
Las amargas lágrimas de Petra, lágrimas pétreas de insolvencia, condenadas al ostracismo del recuerdo. Un final abierto de muchos finales rotos en mil pedazos.

martes, 15 de octubre de 2019

Blanco roto

Krzysztof Kieślowski. “Trois couleurs: blanc”. 1994



















«La actitud realmente seria es aquella que interpreta el arte como un medio para lograr algo que quizá sólo se puede alcanzar cuando se abandona el arte». Susan Sontag.

Dar en el blanco: un disparo certero, pleno al centro de gravedad inestable. Inmaculada concepción de lo, presuntamente, prístino, abocada a palmarias dosis de realidad. Cuando caen en barrena los principios, la integridad y hasta la identidad, descensus ad inferos, el embarramiento mental llega a ser más pertinaz e irreversible que la inmundicia física (los pensamientos y las cosas). Podredumbre moral über alles, muy social trend.

Son las inevitables consecuencias de actos deliberadamente sobreactuados, desligados de una teleología coherente. Una promiscua y deletérea negación de la memoria, de lo posible, de lo re-tornable. Aquellos propósitos que nos mueven a hacer lo que hacemos, que nos movieron a hacer lo que hicimos. La liberté était ceci.

viernes, 11 de octubre de 2019

ADR Dj. Set. 11.10.19

La caja del diablo, Comunicación audiovisual. 2019














“In the rain, in the evening I will come again
I'd like to take you;
I'd like to take you to a place I know
My black hearted”.

lunes, 7 de octubre de 2019

Lumínica

La caja del diablo. Comunicación audiovisual. Madrid. 2019
















Habitar el hábito, la rutina que distrae la mente y ejercita el espíritu. El espacio de lo doméstico es el terreno de lo conocido difícilmente reversible, por más imponderables que surjan. Esos accidentes forman parte de las variables que ordenan la escaleta del día a día.

El hogar es el entorno sacrosanto extensión de uno mismo, un apéndice que reverbera tu identidad. Nada de ostentación de bibliotecas, valiosas obras artísticas ni teorías enquistadas en el papel. Las grietas, las imperfecciones, los elementos ajados son parte de uno mismo y los visitantes forman contingentes de una idiosincrasia apenas vulnerada. Cuando el hogar llega a exhalar el humor de lo reconocible, entonces la vivienda se convierte en el espacio que determina tu destino, una relación inevitablemente amorosa de intrincados tentáculos que te impiden ver más allá de lo razonable, lo sensato.

Vine para quedarme. Como en casa no se está en ningún sitio: el abrigo y protección de lo próximo, de lo íntimo, el refugio atomizado. Mi gran amor, mi hogar, testigo de sonrisas y estrepitosos fracasos, de la corriente vital que fluye bajo los pies. Aquí y en la luminosa Hispalis. Al sur, al sur, plena luz sobre las sombras, política de balcones abiertos, defenestraciones, sobre las inextricables contradicciones existenciales, el after punk descolorido, la actitud vulnerada, el hambre de un canijo, el privilegio de un esforzado hombre. Luz, más luz.

miércoles, 2 de octubre de 2019

Los círculos

La caja del diablo. Comunicación audiovisual. Amsterdam. 2019




























“All through the rising sun
All through the circling years
You were the only one
Who could have brought me here”

En aquel sonido del silencio, asunción (de nuevo) no exteriorizada, habitan esos círculos invisibles que determinan, con extraordinaria exactitud y organización, las fronteras más infranqueables, aquellas que quedan alojadas en el alma del individuo, de los grupos sociales, haciendo causa común de sus propios desatinos.

Un inmovilismo que, sin contar con el refrendo del carácter asambleario, es capaz de consensuar, de manera unánime, el guión no escrito. El famoso relato, blindado de suspicacia y querencia por la tradición-traición, la rutina menos dúctil.
Comme une vague, à l'horizon de l'impossibilité. Océano de Solaris a modo de reclamo subyugante, seal my fate, el magnetismo. La Zona de desarrollo próximo que re-forma nuestra conducta. Un trampolín que trasciende la superficie de lo superficial, lo previsible, lo predecible. Planear por encima de los tejados, sobre el cielo azul, face à la mer.

En los brazos de la madre venerada, en los ojos perspicaces de un padre ejemplar. El primogénito pródigo Crusoe a-islado. When I've a beard, And gone quite mad, Then you can come, And take me back, Back home to mother, My lovely mother. Y en las líneas de las manos, aquellos círculos se difuminan en jeroglíficos de piel ajada, señales de un tiempo inmarcesible. La posibilidad de volver a soñar lo soñado, de re-vivir lo vivido, con orgullo, a modo de epifanía sentimental, de convertir lo doloroso en sonrisa o siquiera la esperanza de la ilusión. De nuevo. Lo que fui, lo que soy, lo que puedo ser como ciclos de las mareas. Ese mar gaditano, la sal en la piel. Cierro los ojos.