jueves, 29 de agosto de 2019

Amethyst

Low. Caja Mágica. Madrid. 28.08.2019




























«Sentir es tal vez una de las cosas más atemorizantes en esta sociedad». Cecil Taylor.

La liturgia sigue causando efecto, a pesar de los imponderables: el agua, el granizo, los rayos, el viento, el lugar, el sonido a medio gas, la iluminación paradigmáticamente escasa. O quizás, gracias a todos ellos.
El efecto consigue perpetuarse en el tiempo porque los fieles seguidores precisan de volver a escuchar esos antídotos contra el miedo y la desazón pergeñados en Duluth.
La vida se estrecha y acorta en manos de la ignorancia y la insensatez. Mimi y Alan lo saben.
Han fabricado un refugio preparándose para el advenimiento de las siete plagas. Ya las tenemos más cerca de lo que esperábamos, más inmediatas de lo previsto. Han construido un armamento inefable de canciones que desarman al enemigo, abren heridas que no quisiéramos ver y adivinan consecuencias que sólo los más valerosos nos atrevemos a afrontar.
El fin era esto y su final. La necesaria catarsis para mantenerse vivos, para distanciarse del negligente olvido de la cobardía. Nothing but heart.

“It would behoove us all
To remember that all we are is what we love”.

lunes, 26 de agosto de 2019

Así duele un verano











Antonio D. Resurrección. La caja del diablo. Comunicación audiovisual. Migala. "Así duele un verano". Acuarela. 2019

Haber podido diseñar en 1998 “Así duele un verano” supuso en su momento un verdadero privilegio, por lo que de admiración y respeto le tenía a la formación, en especial al talentoso Abel Hernández y al entrañable Diego Yturriaga. Para un joven diseñador aquella experiencia fue epifánica, a pesar de que por aquel entonces ya había realizado bastantes trabajos similares. Sin ir más lejos, el “Pequeñas puertas que se abren y pequeñas puertas que se cierran” de Manta Ray. Pero es que, según mi criterio y el de algunos más, "Así duele un verano" es el mejor disco de la banda y uno de los más importantes de la historia del indie español. Es un hito musical que crece a cada escucha y envejece con una dignidad y frescura pasmosa.

Fue un disco que me marcó por muchos motivos: musicales, laborales, artísticos y sentimentales. El enlace con un ultramar argentino, el primer regalo que le hice a una, casi desconocida, porteña que se convertiría en un gran amor, el revulsivo para adentrarme en el mundo musical, más allá de una simple expectación y el paradigma de que la música alternativa y la cultura de profundidad no estaban reñidos sino ricamente complementados. Algo que ya tenía asimilado pero que aquellos jovenzuelos intelectuales demostraron con enorme entereza.

Cuando se me propuso volver a re-editar “Así duele un verano”, en formato LP, entendí que era una oferta que no podría rechazar. Este encargo suponía cerrar un círculo, un proceso que había quedado a medias, por cuestiones laborales y que me permitiría más cuotas de libertad a la hora de afrontar su imagen estética. Ante la imposibilidad de editarlo con el diseño original, se me abrió la gran oportunidad de re-construir aquella obra maestra, redimensionarla y hacerle crecer más aún, si cabe. A pesar de que the snow won't be the same in the clear of any forest.

Nada hubiera sido posible sin el apoyo, el cariño y la comprensión de Abel Hernández, tozudo y vehemente pensador y el incombustible artífice de eternas causas perdidas, Jesús Llorente. Mi más sincero agradecimiento.

Les emplazo a todos a disfrutar de esta joya musical, recién publicada, que trasciende el tiempo y se aloja en los corazones de alma vibrante y vitalismo taciturno.

Tienda Acuarela. Migala. "Así duele un verano". Acuarela. 2019

domingo, 25 de agosto de 2019

Consagración

La estrella de David. "Cariño". Consagración. 2018

«Cariño, aunque lo nuestro fue fuerte, la vida se abre paso inteligente».

El iconoclasta más verosímil posible de la escena nacional. Sin aspavientos, ni grandes astracanadas. Rechacen imitaciones de música precocinada, ni aspirantes a diletancias vacuas.
La gerontocracia de las cuitas amorosas, el poso de sabiduría sin prisas tecnocráticas ni falsas competiciones abocadas a un fracaso previamente convenido. De contrastes y verdadero espíritu rebelde.
Dando lecciones (sin apenas desearlo) a los cachorros del post-capitalismo, pretendida y pretenciosamente (mira tener algo que ofrecer antes de ejercitar arrogancia de franquicia) alternativos: falsos chonis de clase media con riñonera, perrofláuticos procastinadores, eternos graduandos en vacuas artes de Primark. La juventud vuelta de rosca en la agonía de la desesperanza futurista y la connivencia capitalista.

domingo, 18 de agosto de 2019

Sapiosexual

Andréi Tarkovski. "Zérkalo". 1975



















«El erotismo es la capacidad de entender lo que no es entendible». Franco Berardo Bifo.

El corpus social suele demandar certezas culturales, todo lo que quede al abrigo de la pre-visión, lo esperado. La sorpresa escuece y aturde una percepción pre-establecida.
Jerarquía, proselitismo, privilegios de clase o formativos provocan que la educación establezca un camino de aprendizaje unívoco. Trayectoria perfectamente imbricada en los objetivos generales de la súper-estructura, desde la noche de los tiempos, alentada por una clásica perspectiva judeo-cristiana que penaliza la diferencia y por una maquinaria post-capitalista que reduce la alternativa a un capricho coyuntural consumible y, por tanto, deslavazada, desvestida de su propia esencia, singularidad.

domingo, 11 de agosto de 2019

Histopía

Jean-Luc Godard. “La chinoise”. 1967





















La Historia, más que escribirse, se imagina, sublima, reinventa y la sociedad parecer estar más de acuerdo con esa versión sesgada de los hechos que con una real aspiración de objetividad.
El espejismo o ilusión de una presunta objetividad queda en manos de unos pocos investigadores, capaces de abstraerse de sus propios pre-juicios, de caminar al margen de las presiones del gran grupo, conscientes de sus limitaciones. El resto del mundo queda abocado, pasivamente, a la admisión de lo que se quiera admitir.
La objetividad no existe, es una aspiración, una voluntad y la utilización del lenguaje ya trampea esa ilusión. No obstante, como tan futurible, es una única posibilidad de cierta iluminación que trascienda lo ilusorio. Iluminada ilusión de la ilustración.

"Una minoría en la línea revolucionaria correcta ya no es una minoría".

domingo, 4 de agosto de 2019

Mitomatosis

David Lynch. "Twin Peaks 4". 2017















«El trabajo de un hombre no es sino un lento camino hacia el re-descubrimiento de los rodeos del arte. Esas dos o tres magníficas y sencillas imágenes en cuya presencia abrió su corazón por primera vez». Albert Camus.

Hay lugares que quedan definidos por una serie de hitos corporales, verbales, visuales, musicales, artísticos. Efecto adherente sinestésico del testimonio. Escenas que han trascendido el tiempo para re-marcar las tres dimensiones, aparentemente asépticas, neutras. Un grupo de evidencias que Fisher encuadra dentro del concepto de lo “mítico”, como registros que superan la ficción artificial y se integran en lo físico, a modo de extra-componente biológico inseparable del hombre.
La experiencia y lo cultural ligados a la condición vital del ser humano. En eso reside su inefable valor y su principal privilegio frente a otras bestias del mundo natural. El poder de los episodios, de la historia y hasta de los sueños, de la narración que transmuta artificio por naturficio.