jueves, 18 de julio de 2019

El sonido y la furia

















"You have so many voices — so many voices that you don’t even share with everybody. Maybe your lover is the only lucky one to have heard a certain specific voice when you’re in a certain proximity. I was trying to explore that in this record". Lucrecia Dalt.

En el ambiguo terreno de lo compartido, los sonidos generados permanecen de alguna manera entrelazados sobre estructuras invisibles que inundan espacios, a través de grandes masas de ondas de trayectorias impredecibles, como archivos informáticos ocultos, invisibles a los oídos de propios y extraños.
Estos testimonios de lo vivido quedan superpuestos en capas estratificadas, desarrolladas en un presente eterno de indeterminada conclusión. Las sucesivas memorias de nuestras experiencias auditivas reposan almacenadas en una suerte de cápsula del tiempo, maceradas en su propio combustible fósil, preparadas para una perpetuidad de la que jamás disfrutaremos. Nunca volveremos a oírlas, al menos, en el mismo sentido y forma que les precedieron.

All other voices gone, only yours remains.

martes, 9 de julio de 2019

Macguffin Sun






























































Jean-Luc Godard. “Alphaville, une étrange aventure de Lemmy Caution”. 1965

“This dream isn't feeling sweet
We're reeling through the midnight streets
And I've never felt more alone
It feels so scary, getting old”. Ella Marija Lani Yelich-O'Connor.

Aquí estoy, o eso parece, en mitad de una calle cuesta abajo, grasienta y ennegrecida, a contraluz de un sol implacable, admonitorio de lo que está por venir, de lo que se ha profetizado sin necesidad de grandes artes adivinatorias.
Aquí estoy, esa estilizada y fina silueta me sigue perteneciendo, o eso parece. Agigantada por el efecto de la perspectiva y de la altura del punto de vista, que no deja de ser una visualización tan divina como parcial de una realidad propia y ajena, ex-propia.
Aquí estoy, en medio de una calle, parado, ché, parado. Como una suerte de estatua de sal, incómoda a cualquiera que se atreva a-cercarse y por ello, necesaria, indispensable. Desafiante en su inmovilidad, altanera en su estatismo.
Aquí estoy, reencontrándome a mí mismo en un litoral otrora semi abandonado, distraído por los efectos de la anestesiante y perniciosa menoscracia sentimental.
Aquí estoy y creo interpretarme en este presente que huele a pasado, un déjà vu que me permite entrar en mi particular silueta y re-conocerme como el que soy. Yo mismo sin ser del todo el mismo. Más yo que él. O eso parece.

Here comes the sun. It's all right.

“La capitale du soleil
Est à l'image de nous-mêmes
Et dans l'asile de nos murs
Notre porte est celle des hommes”. Paul Eluard.

domingo, 30 de junio de 2019

El extraño dentro de mí

Agnès Varda












































«La Historia son las mentiras de los vencedores, pero también las mentiras con que se engañan a sí mismos los vencidos». Julian Barnes.

Espíritu de extrañeza. “I’m stranger here” de no correspondencia del que en ningún tramo de la vida se ha re-negado. El estar ajeno al mainstream ideológico (si todavía podemos convenir que las ideas forman parte de este idioteque-mundo-actual), de impostura colectiva, falsa asunción de lo socialmente correcto. Más allá de supercherías adolescentes y traumas sicológicos sobrevenidos.

Sentirse más extraño aún dentro de la cotidianidad doméstica, como si la rutina diaria reafirmara y delimitara, con suma precisión, el perfil de cotas alcanzadas. Un skyline repleto de heroicas conquistas y clamorosos fracasos.
La desorientación de la personificación de un intelecto “perdido”, abandonado entre un marasmo de previsibilidad vulgar (ética y estética): el monto del montón, mientras silba con orgullo una canción fuera de onda, desprovista del engatusamiento de lo "novedoso" pero dotada de un estribillo incuestionable, elocuente, enceguecedor. Se tiene o no se tiene.
La consciencia de percibirse ajeno a lo externo e inquebrantable en lo interno. Cuanto más aprendes, menos temes. La ultrafamiliaridad que te hace singular.

jueves, 27 de junio de 2019

La zona intermedia…

La caja del diablo. Comunicación audiovisual. Madrid. 2019


































“Confusion in her eyes that says it all.
She's lost control.
And she's clinging to the nearest passer by,
She's lost control.
And she gave away the secrets of her past,
And said I've lost control again,
And a voice that told her when and where to act,
She said I've lost control again”.

Del permanente recorrido en fuga, donde lo externo invierte el sentido de amenaza por lo interno (re-conocible), lo raro (weirdo) recubierto de un halo fatídico: "el que indica el destino".
En el área de juego de una peligrosa zona intermedia, un flujo de consciencia enrarecido, trastocado, desdoblado, alter ego ado. El establecimiento de una falsa fantasía, en medio de la ciénaga, que se desmorona en cuanto hacen acto de presencia los principios básicos de la senza-te.
Nada de sinergias renovables, ni de voluntariosas utopías anheladas, más bien espirales tóxicas eterno retorno. El cortocircuito de una truncada jouissance de los sentidos.

“How you gonna fill unfillable
How you gonna feel unfeelable
You're passing up on the real stuff
And you're waking up on stars”.

lunes, 17 de junio de 2019

Revelado





















La nostalgia por los futuros perdidos. Esa cobardía.
La pervivencia de los espectros de un pasado que insiste, machaconamente, en repetir la misma melodía con apenas variaciones, el reciclaje vintage de una cultura caída en barrena. Encaminados en la dirección contraria a una verdadera eudaimonia del ser.
A blessing in disguise. Blackboard concept!

miércoles, 12 de junio de 2019

El sacrificio

Antonio D. Resurrección. "Parákletos" (Aéreo). 3/4. 4'24 minutos. Vídeo-color, sonido. Madrid. 2018
Proyecto audiovisual de Abel Hernández. Vídeos: Antonio D. Resurrección. Voces, sonido: Lucrecia Dalt.

When doves cries...

Al vuelo de la paloma herida, de muerte, herida. Sus ojos miraron suplicando piedad, alivio, el último hálito de esperanza que tuvo que acabar entre mis manos.
Al vuelo de la paloma herida, hubo de sacrificar(se) su vida y con ella, los anhelos, las esperanzas de cambio, las expectativas de futuro, la promesa de una eternidad inalcanzable, las nuestras.
Al vuelo de la paloma herida, en un pálpito, el latido al fin, del final.
Al vuelo de la paloma herida, en un puño, su existencia, la mía.

sábado, 8 de junio de 2019

Iceberg

Philippe Garrel. "L'amant d'un jour". 2017





















Lo que queda oculto y desconocido, lo que no llegamos a ver del todo del todo, tiende a ser una parte determinante de la aprehensión del hecho.
Tan sólo si pudiéramos ser testigos invisibles de ciertos acontecimientos, acertaríamos a entender (mejor), en su completa magnitud, la realidad de las cosas, el intrincado cosmos de la mentalidad del otro.
Un agente cinematográfico externo, una suerte de stalker, que nos desvelara lo que no se ha visto, lo que no se ha dicho, lo que ha quedado sepultado bajo el manto de la ignorancia, el desconocimiento, el secreto o la mentira (la savia de la irresponsabilidad), revirtiendo la misma distancia espacio-temporal.
Mientras tanto, manejamos fragmentos que, merced a la casuística, nos legitiman un dictamen de las cosas aparentemente sólido en su superficie, un jirón de un gran tapiz repleto de gamas cromáticas y densas tramas de trazados de geométrica variable.

viernes, 31 de mayo de 2019

Lágrimas negras

Jim Jarmusch. “Paterson”. 2016
















"Keep your friends close but your enemies closer". Plutarch.

Fear is a man's best friend. El miedo nos aprisiona y nos bloquea.
Es el que provoca un permanente estado de frustración y melancolía. La impotencia de quien no se atreve a vivir la vida más que en la constante de un fluir inconsistente e impostado.
La mimética adscripción al sometimiento de la voluntad de los, siempre, otros. Una personificación en diferido que diluye la integridad del individuo y la convierte en polvo, en detritus.
El miedo, la angustia ha convertido a la sociedad en un gran grupo de ciudadanos dependientes de la química y de todo aquello que proporcione escapismo de remarcado carácter ilusorio.
El espejismo momentáneo de una suerte de liberación cerrada en falso.

"So sober and furious
and stubbornly ready to burst into flame,
lightning, perhaps, the cigarette of the woman you love".

domingo, 19 de mayo de 2019

Sincronicidad

Andréi Tarkovski. "Zérkalo". 1975




















Uno
Una noche conozco a un rockero argentino que me vuelve a recordar el parecido con Ron Wood y hablamos de los Stones y de los Faces. A la mañana siguiente, mientras me ducho, suena en la radio “Had me a real good time” de los Faces.

Dos
En un día plomizo, de baja intensidad anímica, pienso en “The sun ain’t gonna shine (anymore)” como una canción melancólica, taciturna, ciertamente apocalíptica, la temo como al dolor y a continuación suena en la BBC 6, “The sun ain’t gonna shine (anymore)”…

Tres
Según Jung, las coincidencias dejan de ser fortuitas en cuanto parecen tener un significado simbólico para quienes las experimentan en ese sentido.

“In the end is the beginning…”

lunes, 13 de mayo de 2019

Élan vital

Philippe Garrel. "La naissance de l’amour". 1993





















"¿Hay en la tierra una medida? No hay ninguna". Hölderlin.

No identificarse con el resto de la sociedad es una manera de asumir que la diferencia es el fundamento de aquella, la diversificación proporciona lo identitario, una fórmula conscientemente reprimida dentro del sistema post-capitalista. La diferencia se asume primero como un peligro, en segunda instancia se absorbe convenientemente mediante coartada falsamente buenista y finalmente se disuelve en la indeterminación. La diferencia real y activa es concebida como una imprevista posibilidad de crecimiento individual y se ignora alevosamente su potencial integrador.
Aquellos individuos que trascienden las enseñanzas de su generación serán obsequiados con el privilegio de la profecía y con el desprecio de sus coetáneos. Hoy en día es bastante difícil asumir ambos efectos.

“Conocer al otro requiere inteligencia, conocerse a uno mismo, sabiduría”. Lao Tsé.

El amor verdadero, ese que no se deja manosear ni comprar, conoce de la singularidad y de la ejemplaridad del par, una inextricable química que resuelve excepcional la conjunción de unidades, suerte de monismo compartido inefable, extra-ordinario que revierte en el enriquecimiento del uno y del otro, marcando el camino luminoso para los demás, convirtiendo la limerencia en un estado pasional positivo, sublime. La sociología de los afectos prístinos.

miércoles, 8 de mayo de 2019

Re-cordis

Agnès Varda. “La Pointe Courte”. 1954





















El desenlace, como proceso de una experiencia expandida, del desarrollo de capacidades prestas a asimilar las tres clásicas etapas narrativas, el compendio de acontecimientos transfigurados en hitos epifánicos. Lo experimental experimentado en la vivencia misma.

Cuando se ad-quiere la capacidad de ver el fin, más que un acto o estatuto liberador es precisamente la fatalidad del tiempo la que legitima como verdadero el periodo de incertidumbre y consciencia ignorante.

Cuando se ad-quiere la capacidad de ver el fin, se activa automáticamente el mecanismo de un nuevo comienzo. La propia mismidad del concepto de comienzo como un “verdadero” comienzo. Desde la conceptualización y asunción de la idea hacia la materialización del hecho. We dream all the dark away, far away.

"Days may come and days may go
over that good horizon again
and after we slide under
We dream our paradise
We dream all the dark away
and the bright lights on the playing field
can keep us warm tonight
and all those signs and all those fears can melt like that ice...

Surely goodness follows us
Goodness and mercy
all of our days
and all of our doings here
and even our dna shall be saved
and all those signs and all those fears can melt like that ice...

Long may we cheer and sing!
Long may our floodlights shine!
Long may the blue light shine upon us all!
in our holy space..... "

Abul Mogard. "We dream all the dark away". 2019

viernes, 3 de mayo de 2019

Latencia

Jean-Luc Godard. "Made in U.S.A.". 1966






















“El cine no está hecho para contar historias, sino para pensar”.
Jean-Luc Godard. 1962

sábado, 27 de abril de 2019

Defenestrazioni

La caja del diablo. Comunicación Audiovisual. Berlín. 2019





















"A veces uno sabe de qué lado estar, simplemente viendo quiénes están del otro lado".
Leonard Cohen.

El apotegma que encierra caerse de los cielos.
Un inevitable efecto que recuerda quién eres y qué fútiles son las conquistas vitales. Evidencia de que todos tus logros quedan pendientes de un filo hilo en el que nada es permanente. La experiencia de la vida como un fluir, una imparable sucesión de acontecimientos en los que la previsión sólo nos garantiza la certeza de nuestras certezas previas.

“Tutti noi vivremo per sempre
Sempre e in eterno
Potremo volare
Berremo miele, vino in miele
Ambrosia
A colazione mangeremo nuvole
Dormiremo a fondo sulla luna
Notte per notte
Qualche volta un po'più a lungo, e durante il giorno”

Blixa Bargeld & Teho Teardo. “Defenestrazioni”.  2013

sábado, 20 de abril de 2019

Del fango

Dead Sea Lake Mug. Israel/Jordan/Palestine.




















"La angustia es el vértigo de la libertad". Kierkegaard.

Lo que cuesta salir de las rutinas perniciosas, de los círculos empantanados que retienen cualquier aspiración de renovación, de esperanza de progreso, de habilidad de superación. Esta es la construcción del individuo, a modo de sicogeografía atribulada, un hombre de arena que necesitaría rearmarse en la forma de una nueva identidad regeneradora, lejos de becerros de oro creados a partir de la pérdida y la inseguridad, de los anhelos truncados. En el campo de las convicciones y no de los intereses, no hay que olvidar nunca lo que realmente se es y lo que se puede llegar a ser.

viernes, 12 de abril de 2019

El polvo

La caja del diablo. Comunicación audiovisual. Madrid. 2019





























De donde los lugares quedan vacíos, vacíos de presencias que en algún momento habitaron y se integraron en un espacio doméstico, cercano, el poso de la experiencia plasmado en paredes y suelos, el humor de la vida en sus aristas.
De donde el mobiliario queda inerme, fantasmas que otrora contuvieron un relato, un bagaje, unas esperanzas de inmortalidad, de trascendencia vital.
De donde el rumor de los sonidos reconocibles, desde la reverberación de conversaciones y efectos sonoros cotidianos hasta el reclamo aleccionador de la calle, pergeñaron un fino hilo consuetudinario de incalculable valor artístico, estético pero también ético, moral (por supuesto, no se concibe forma sin fondo, ni destreza sin conceptualidad, ni arte sin ética).
De donde lo espectral se adueña de la masa y la convierte en hueco, vacío. El inefable juego volumétrico que "esculpe en el tiempo" la insoportable inevitabilidad de los hechos.

martes, 2 de abril de 2019

El extranjero

La caja del diablo. Comunicación Audiovisual. Berlín. 2019


























Dentro y fuera, el aclimatamiento a las interferencias medioambientales como paradigma de la supervivencia anímica. Es digno de atención, casi memorable, el modo en que la cultura queda imbricada en la naturaleza y viceversa, cómo los hábitos rutinarios, los que nos hacen ser lo que somos y no lo que podríamos ser, van conformando un sustrato cultural que establece sus raíces en los modos comportamentales y espirituales de la naturaleza social y la sociedad naturalizada.
La rutina heritage perpetuadora del modus vivendi y el emocionante esplendor del pulso de la vida on direct.
Una meteorología cosmológica de los estados de ánimo, a los ojos de un viajero en pleno proceso de des-historización, perfidia en inevitable perpetuum mobile. Del work in progress del desarraigo y la desafección, en búsqueda de nuevas, tan motivadoras y verosímiles, afecciones. Lo que dicta el corazón. Der Frühling kommt.

lunes, 25 de marzo de 2019

Bish Bosch























(Black) Sun Ain't Gonna Shine Anymore

Se nos ha ido uno de los más grandes músicos del siglo XX.
Creador de exquisitas piezas de orfebrería pop e intrincadas y enigmáticas obras conceptuales de indudable talento compositivo experimental.
Para mí, una inagotable fuente de inspiración y placer. Maximum Respect.

sábado, 23 de marzo de 2019

Promenade

Ingmar Bergman. "Persona". 1966







































El arrobamiento como un bien atesorado condescendientemente, esa relación descompensada donde el admirado nos devuelve con extrema contundencia, la soberbia de su distancia, la lejanía de sus conquistas, la prevalencia de sus bienes por encima del resto de participantes. Un juego de competición artística, estética en el que se entremezclan servilismo y vanidades, impotencias, complejos e insolvencias con complicadas jerarquías re-senti-mientales, mientras el pulso vital se filtra por entre los intersticios del reducto.
El grande jamás podrá prescindir del pequeño, extraña armonía de contraste donde dueño y esclavo están condenados a la proximidad sin entendimiento. Son las reglas del juego. Un sex appeal de la clase “sosial” que actúa como reclamo en un duelo de afectos y afecciones. Este es el sitio donde los árboles arden, itinerarios extintos y senderos luminosos que crecen encima de aquellos, a modo de civilizaciones que sepultan los logros de las anteriores. El orgullo del ex-orbirtado que nos devuelve la parte más recriminable de nuestro rostro-otro.
“Es realmente importante no mentir, contar la verdad, hablar en un genuino tono de voz”.
AD-mirable.

sábado, 16 de marzo de 2019

Esquirlas

Agnès Varda. "Le bonheur". 1965






















La neblina que impide ver lo que no queremos ver. Tan bien retratada en los escritos licantrópicos de Vian, tan certeramente visualizada en las imágenes de Antonioni.
En los márgenes de la sombra, un perfil difuso, no acotado, des-fronterizado from no man’s land, tierra baldía que no se quiere y en la que ninguno se queda. En este territorio indeterminado, donde crece el rastrojo y la mala hierba, donde predomina la podredumbre, se acomodan también los sentimientos más infames, los instintos más ominosos, los testimonios de historiales decadentes, mezquinos. Un remolino de “basuraleza” que no es sino la acumulación de detritus comporta-mental, transubstanciaciones de los efectos de las acciones de la condición (des)humana. Áreas laterales de autopistas vitales anónimas, provistas de la no-empatía, devuelta a modo de implacable especulo.
Esa niebla resulta ser la densidad, premeditadamente acumulada, que no nos permite asumir la totalidad de nuestros errores como método bastardo de supervivencia, a todas luces estigmatizada.
Y mientras los rescoldos de lo accesoriamente deleznable quedan a la vista de todos (menos a la propia), a la exposición y voluntad del que quiera apoderarse (fácilmente) de semejante legado, el amor verdadero, ese acendrado sentimiento epifánico, no se manosea, no se deja manosear por cualquiera.
True Love Will Find You in The End.

sábado, 9 de marzo de 2019

ADR Liubov Dj. Set. 09.03.19

La caja del diablo. Comunicación audiovisual. 2019
















"Has the light gone out for you?
'Cause the light's gone for me
It is the 21st century
It is the 21st century
You can fight it like a dog
And they brought me to my knees
They got scared and they put me in
They got scared and they put me in
All the lies run around my face
All the lies run around my face
And for anyone else to see
And for anyone else to see
I'm alive
I've seen it coming
I've seen it coming
I've seen it coming
I've seen it coming".

Radiohead. "Bodysnatchers". 2007