domingo, 23 de abril de 2017

Carrera

Barbara Kruger,. "Don’t Be A Jerk". 1984

















La impostura no conoce de presiones o superioridades jerárquicas, es omnímoda e invencible.

miércoles, 22 de marzo de 2017

Painita

Kuti Gattoguapoch. La caja del diablo. Comunicación Audiovisual. 2017




























Vivimos en un país de chapuzas, chamarileros, curanderos y oportunistas que convierten las cuestiones de sanidad en algo sangrante.
Lo que significa contar con los mejores especialistas o los perfectos negligentes, la profesionalidad frente a la incompetencia, lo que se simplifica dramáticamente en recuperarse o directamente morir. La casuística del acierto de la estrategia, el don de la posibilidad o del error de la apuesta en muchos casos.
Hace tres semanas, según ciertos albéitares, la única opción era el sacrificio. Ahora, rectificada la asistencia, se recupera merced a un tratamiento adecuado a su patología y necesidades. Cada día se encuentra mejor y las posibilidades son honrosamente aceptables.
No se trata de dar gracias a las divinidades o a la "buena suerte". Se trata de agradecer que existan profesionales que saben ejercer su profesionalidad, con dignidad y competencia, en medio de un mar de ineptitud. Hay que buscarlos con denuedo y una vez localizados, no desprenderse de ellos jamás.

sábado, 11 de marzo de 2017

Consumición

La Caja del Diablo, Comunicación Audiovisual. 2017










































Con el análisis y el diálogo moderado pasan los momentos, pasan los meses, pasan los años y todo sigue con la apariencia de una moderada sensatez, una moderada libertad y una moderada democracia que perpetúan una moderada aspiración hacia lo auténticamente sensato, lo verdaderamente libre, lo genuinamente democrático, en virtud de la moderación.

viernes, 3 de marzo de 2017

Cancionero

La caja del diablo. Comunicación Audiovisual. 2017

































Parece que matando al músico, al artista maduro que ha conseguido superar (la dignidad no es baladí) el océano de la emergencia, tendremos el camino más despejado. Quizás nuestros deseos de trascendencia se cumplan, consigamos camuflar la envidia como una coartada generacional, el David henchido de frustración y resentimiento. No siempre resulta fácil aceptar lo que somos y lo que no podremos ser. Vuelve la canción rabieta.

martes, 21 de febrero de 2017

Pólvora mojada

Antonio D. Resurrección. Serie Doble Fantasía. Nº21. 48 x 12 cm. Fotografía, marco. 1997/98






Me preocupa sobremanera la asimiliación en lo cotidiano de la mentira y la estafa, la normalización del desfalco impune. Me preocupa más aún, la pasividad, la mirada consuetudinaria, el "no me enterado" presidencial universalizado, la resignación acomodaticia de quienes tenemos el deber y la responsabilidad de defender el verdadero estado de derecho. No veo a un pueblo enfurecido, hastiado de que se le mienta y se le robe a diario.

domingo, 19 de febrero de 2017

Quiasmo, extranjero

Hilbert Curve. 1891





























Desde los itinerarios ajustados a un tiempo, desde el tiempo adscrito a un proceso preciso, desde la incertidumbre como variable que perfila, deforma o amplifica el sentido enriquecedor del objetivo. El deambular con un trazado regido por el hermético deseo de la exactitud, plan maestro que prescinde de cualquier imponderable. Una consecuencia desarrollada en el aprendizaje de la confianza, ese estado de ánimo presto a ser dinamitado en cualquier momento pero al que nos aferramos como oxígeno vital: La ceguera del que se adelanta a los acontecimientos y retrasa las consecuencias.

lunes, 30 de enero de 2017

Obsolescencia y repetición. Lack, Lack, Land

La caja del diablo. Comunicación Audiovisual. 2017




















El personaje principal masculino, un artista bohemio incomprendido, más propio del XIX que del nuestro, se aferra a la "autenticidad" del piano clásico frente a la vulgaridad de un sintetizador Korg (mon dieu!), al jazz clásico como a un presente eterno (hispalense style) porque lo nuevo es motivo de desagrado. Como si el continente fuera el causante de todos los males. Las artes mayores y menores. El hombre frente a la máquina. Lo anal-lógico frente a lo digital. Sopor e incredulidad.

Ella practica el mismo planteamiento pero en el tautológico mundo de la representación. Un cosmos almibarado en el que lo femenino queda relegado a una conjuntada paleta de colores vistosos en coordinados movimientos. Girls, That's entertaiment! 

El comportamiento, la vestimenta, hasta el coche del genio-posh forman parte de un pasado que no va a regresar, salvo en forma de filme, una estrategia que entronca con la tradicional interpretación de la imagen en movimiento como sedación. Así se congelan los sueños y las aspiraciones, cualquier posibilidad de cambio, una involución que no es ajena a las actualizaciones y desarrollos políticos neoliberales así como sus monstruosas deformaciones actuales (So far, so close). Nada es gratuito, ni el planteamiento, ni el argumento, ni la puesta en escena. El gran sueño americano, una mentira repetida convenientemente se convierte en verdad.


El triunfo de lo previsible, rancio y sexista se mete hasta en la bebida. Mientras él consume una cerveza ella siempre toma un refresco. No vayamos a salirnos del plato mientras miles de mujeres realizan marchas por las defensas de sus derechos en pleno siglo XXI. No intentemos dar una posibilidad de transgresión de las convenciones y los arquetipos, blanco y negro, porque todo eso es feo, desagradable y poco "romántico" (menudo término, tan manido como despojado de su original sentido).



Aquí presenciamos la concatenación de fórmulas trilladas, una pulp fiction de la que poco se puede extraer. La más que demostrada decadencia de un cine a la deriva en décadas de espiral. Repetición de unos estereotipos que sólo convencen a un público estadounidense (o yanquifílico, que para tontos hay un mercado entero) encantado de conocerse. Ese ejercicio tan onanista norteamericano de sublimar su propia sublimación, la estrecha y paticorta historia forjada a golpes de exiliados europeos. Europeos, no indígenas. El soterrado gran beneficio de la segunda guerra mundial: Bretch, Weill, Fritz Lang, Van Der Rohe, La Bauhaus, entre muchos, muchísimos… El mismo Cine en un cruel guiño de los acontecimientos, mucho menos que una obra (esotérica) del destino.

¿Y qué hacemos en la vieja Europa? "Te saludamos con alegría" cualquier acontecimiento que venga de allá (un timo de la estampita reversible), sin valorar cuánto de acartonado tiene el film, cuánto de trasnochado es su postmodernismo: una suerte de capitalismo estertor de estertores, cuánto de maniquea la propuesta, cuánto de presuntuosa esa huida hacia adelante metamorfoseada en creerse grandes, únicos, cuánto de "frescura" y "originalidad" nos intentan meter entre los ojos. El guiño flashback de un tuerto impostor.



El director sucumbe con gustoso y oportunista placer a la propia trampa que el personaje propone en su (primera) defensa de los valores clásicos: un signo de decadencia cultural, magnitud diez en la escala Richter.  Porque "la música se muere" (what did you say?), porque se trata de defenderla de los agentes nocivos de la contemporaneidad: suena todo a fascismo conspiranoico, el mismo fascismo que atinaba a desglosar el lúcido Umberto Eco.

Habría entonces que andar vacunado frente a tanta estulticia y disparate. Quizás sería un oportuno antídoto el certero exabrupto que en su momento profirió Steve Coogan en "24 Party People", álter ego del legendario Tony Wilson: "La verdad es que el jazz es el último refugio de los que no tienen talento. Los músicos de jazz disfrutan de lo que tocan mucho más que quienes lo escuchan. Es como el Teatro". En vías del favor de una iconoclastía saludable, qué tal el cine que se orina encima de su pasado por ventajismo y chantajismo emocional.



Nos subyuga el hecho, a todas luces irrelevante, de que los actores bailen y canten aun no siendo profesionales del ramo. Eso hace reduplicar la cualidad sinestésica del largometraje, la valoración del mismo como una edulcorada anestesia a merced de los sentidos sentimentales y las pasiones rosa púrpura del Cairo. Qué cosa más trasnochada ver bailar y cantar a unos personajes en medio de un diálogo, como si fuera lo más normal del mundo. El enaltecimiento del esperpento. Ni la representación aguanta semejante injerto.
Decididamente No. No somos (siquiera fuimos) ni Weill Weil-Weil-Weil!, ni la opereta berlinesa, Astaire quedó en el reflejo del último Gatsby de saldo, a Fosse volvería a darle un infarto ante semejante obsolescencia programada y los hippies de Hair se harían incondicionales de Trump después de visionar el tralalá trilero.

La egresión visual no conoce de mesura o ética de estilo y volver la vista atrás, en estos casos, sólo nos prepara para una gran contusión en mitad del camino. La misma que ya nos aqueja aunque algunos traten de esconder la cabeza. Finicrepuscular.

domingo, 15 de enero de 2017

Llama(ra)da


Louise Despont. According to the Universe. 2015

















Más allá de incendiar las redes ¿se conseguirá incendiar algo más?

"We Fucked a Flame Into Being". D.H. Lawrence. 1928

jueves, 29 de diciembre de 2016

Blue 439

Michelangelo Antonioni. "Blow up". 1966
















"La historia de la locura sería la historia de lo Otro- de lo que, para una cultura, es a la vez interior y extraño y debe, por ello, excluirse (para conjurar un peligro interior), pero encerrándolo (para reducir la alteridad); la historia del orden de las cosas sería la historia de lo Mismo- de aquello que para una cultura, es a la vez disperso y aparente y debe, por ello, distinguirse mediante señales y recogerse en las identidades".
Michel Foucault. "Las palabras y las cosas". 1968.

viernes, 23 de diciembre de 2016

Pleitesía

Marcel Broodthaers. "Museum-Museum". Screenprints. 1972



















La historia del arte, esa misma historia menos leída y más asimilada, tendría que servir para evitar el ensimismamiento de posiciones reaccionarias que deliberadamente prescinden de aquellas conquistas conceptuales, en un mal disimulado ejercicio crematístico, espurio.
La asunción del presente "orden", lleno de contradicciones y paradojas ventajistas, el "sí quiero" a un reino casi omnímodo de limosnas envenenadas, proyectos o espacios de arte portadores de un aire demasiado viciado, ajado. Costosísimos fuegos de artificio que deslumbran a quienes premeditadamente se dejan deslumbrar. No existe dueño sin servidumbre.

martes, 22 de noviembre de 2016

Luminiscencia

Robert Montgomery. "The people you love..."










































La verdadera inteligencia no se corresponde con tradicionales notas académicas, ni con titulaciones superiores sino con la capacidad de interrelacionar conceptos para conseguir cosas útiles y bellas.

viernes, 18 de noviembre de 2016

Forma y fondo





























Hay que guardar las formas aunque por dentro se esté podrido.

viernes, 11 de noviembre de 2016

So Long, Leonard

Antonio D. Resurrección. Serie Vidas paralelas Nº1. 48 x 12 cm. Fotografía, marco. 1997








Y te me vas Leonard, con tu porte, tu gran aura distinguida, la enorme sombra sobre los neófitos.
Y te me vas, así, discreto, en la fluidez de una vida sencilla y enorme.
Y te me vas… sin nóbeles ni excesivos agasajos institucionales, porque no los necesita quien realmente está en disposición de merecerlo.
Te me vas en el amor granaíno, en el espíritu lorquiano, en la Andalucía que ilumina en su mixtura un futuro premeditadamente abotargado.
Te me vas, padre musical, silencio ruboroso de mis cuitas amorosas, I'm your fan, último recodo de aliento esperanzador lifestyle-still life.
Te me vas, en los actos cotidianos que amplifican el hilo de la existencia, bailando hasta el final de mis días.
Te me vas, poniendo tierra de por medio entre la miseria política y también, social, porque el compromiso nos hace grandes y dignos.
Y te me vas Leonard, voz de graves insondables e inefables quejumbres vitales.
Con lágrimas en los ojos, se me va el paradigma de la incontestable solitude, de la asunción existencialista de la finitud de los grandes momentos.
So long, Leonard, so long. Respect.

martes, 1 de noviembre de 2016

Objetar





















Antonio D. Resurrección. Serie Los juegos. "L_ D_S_P_R_C__N". 2 piezas de 40 x 30 cm. Fotografía. 2005

Lo que hace realmente peligrosos a los artefactos no es su forma sino la filosofía que los sustentan.

miércoles, 26 de octubre de 2016

Di-solvente

Antonio D. Resurrección. La disparition. "N_ct_rn_d_d #2". 100 x 50 cm. Fotografía. 2015













La ventaja del incuestionable proceso de inmaterialización, a través de la digitalización, es que ya disponemos de menos excusas para posponer dedicarnos al pensamiento, a no ser que no exista nada detrás de las formas que tanto refrendamos.

http://www.adresurreccion.com

viernes, 21 de octubre de 2016

Compensatoria

La caja del diablo. Comunicación audiovisual. Vejer de la Frontera. 2016



















Los que lloraron a quienes no lo merecían son incapaces de llorar a los que podrían merecerlo.

viernes, 30 de septiembre de 2016

Aglomerado

Antonio D. Resurrección. "T_st_m_n__ #3". 40 X 40 cm. Fotografía. 2015





























El tiempo hace de las cosas (obras artísticas, canciones, objetos), de las ideas y hasta de las propias experiencias, un corpus homogéneo que basa su unidad en formar parte de un pasado difícilmente reversible.

sábado, 24 de septiembre de 2016

Fools Gold


























La mímesis como supervivencia existencial banal. No damos un paso sin que nadie antes lo haya hecho. Ni una palabra, ni un gesto, ni indumentaria o estilismo, ni aficiones o filias. Cualquier hipotético acto de creación que no bebe de la connivencia de otros debe quedar al margen de la valoración colectiva. Rubicón infranqueable del espíritu de nuestro tiempo que adormece cualquier intento de singularizar la identidad, más allá del paradójico hecho de perseguir denodadamente, singularizar al individuo, desposeerlo de su identidad colectiva, hacerlo más vulnerable a la superestructura capitalista que taimadamente, a cambio, te ofrece una adecuada identificación en la que el grupo no se sienta, siquiera, amenazado.

lunes, 19 de septiembre de 2016

Línea de fuga


Antonio D. Resurrección. Serie El Proceso. "Línea de fuga". 20 minutos. Vídeo-color. 2006

Como ya se propusiera en la serie Circular, el vídeo Línea de fuga establece un periplo genuinamente joyceano cuyo punto de partida es el mismo final, recorrido como vívida experiencia vital en el que se mezclan lo privado y lo público, una circularidad retroalimentadora y transformadora de lo mismo.

http://www.adresurreccion.com

martes, 13 de septiembre de 2016

Silencio ensordecedor

Andrzej Zulawski. "La femme publique". 1984

















“There’s an incredible longing for stillness”. Sarah Sze

Existe más allá del pudor de lo razonable, de la sensatez de cierta Ilustración que se fue progresivamente desvaneciendo en un periodo oscuro y regresivo de tintes genuinamente medievales. Esa quietud anestesiada, permanente estatuaria ciudadana, salada claridad. Nada que ver con aquella deriva lingüística que arrebató críticamente a la Razón el monopolio de lo verosímil.
Cuando lo reflexivo apenas supera el mero respirar y los compromisos éticos, morales se postergan en bucle, en el fondo de una fosa abisal. Una indiferencia aniquiladora que trasciende cualquier nihilismo pre-meditado proactivo. Es la indolencia retrógrada, involucionista del que rechaza la luz de la conciencia, a conciencia. El embrutecido resplandor condescendiente de un pueblo miserable.