jueves, 30 de diciembre de 2010

La misma melodía













Michael Winterbottom. "Nine Songs". 2004


Las líneas paralelas parecen pretender encontrarse en el infinito, pero para ello han de ser franqueadas las limitaciones del falso entendimiento (embrutecimiento, incultura, sordera, tozudez), la necedad de la falta de compromiso real y ético, de principios, la ausencia de profesionalidad e improvisación. Han de sacrificarse, incluso, ciertas cotas individuales en beneficio de una dimensión vivencial conjunta, la apertura del conocimiento a nuevos conocimientos, alimentación efectiva del otro por el otro: nadie más aislado, obtuso que quien prescinde alevosamente de la formada opinión más próxima.
Se suele argumentar que el amor es el medio que puede hacer converger aquellas líneas, acaso por un tiempo limitado, transmutar lo simple en múltiple, reduplicar la capacidad energética de los individuos, siempre y cuando se confirme como verosímil, en un empeño mutuo dotado de la fuerza indiscutible de los vientos. Las líneas paralelas aseguran encontrarse en el infinito, hasta el momento en un punto impropio, impropio de quienes no merecen disfrutar de ese privilegio marcado por el dudoso áura de lo quimérico.

miércoles, 29 de diciembre de 2010

Las Moiras


















It's hard to do this now - returning home /'Cos I know we'll meet somehow/ Tarantula/ Can you remember where/ Ten years ago/ I was tangled up with fear/ You've never felt/ Your room was clean and bright/ Corners full of air/ Someone shook my hand in the dark/ Tarantula/ Can you remind me that I'm still alive/ Because of something that I've found, it can never die/ Through every highway/ Through the desert fire/ My eyes are empty/ But I'm holding on/ Through every morning/ Through the fields of sleep/ I'm always found in a corner/ But I'm holding on

Delay Trees. "Tarantula/Holding on". 2010

lunes, 27 de diciembre de 2010

Deletéreo

















Banksy. "Diver lovers".


"Las relaciones humanas nacen, evolucionan y mueren de manera completamente determinista, tan ineludible como los movimientos de un sistema planetario, y que es absurdo y vano esperar modificar su curso, por poco que sea"

Michel Houellebecq. "La possibilité d' une île". 2005

domingo, 26 de diciembre de 2010

Teleología






















Alfredo Jaar. "Lament of the Images (Version 1)". 2002

"La cultura hace (*debe de hacer) de nosotros seres específicamente humanos, racionales, críticos y éticamente comprometidos".

UNESCO. Declaración de México. 1982

jueves, 23 de diciembre de 2010

Amanecer
















"I see a whole new way now

I see a new beginning
A path to sanctuary
A whole new way of livin"

The Horrors. "Whole New Way". 2010

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Mea culpa
















Lucrecia Martel. "La ciénaga". 2001


Existe la tendencia a pensar que los errores ajenos tienen la capacidad de justificar los propios y así creemos gozar de total inmunidad diplomática, de la misma manera en que algunas personas siguen un planteamiento vital predeterminado por la naturaleza de las convenciones. Las perlas negras que cultivamos con denodado frenesí, terminarán por conformar una densa ciénaga proporcionalmente adaptada a nuestros cuestionables méritos. Mejor no pensar tanto, ¿verdad?.

martes, 21 de diciembre de 2010

Final de partida















Jim Jarmusch. "Broken Flowers". 2005


Como en esas volutas impredecibles del humo, los sucesos se amontonan en el almacén de la memoria, sin más destino que el de la mera acumulación. Los detritus de los episodios sólo sirven para justificar la pauta cíclica de cualquier relación, sin posibilidad de reflexión redentora. Esto se materializa desde el primer momento en que la mala praxis asume como "natural" actuar según los designios de la coyuntura, la primacía de las necesidades y convicciones (en el caso de haberlas) personales o recurrir a la impostura a modo de estulto cauterizador de heridas, olvidándosenos que un vínculo demanda cesión y compromiso "práctico" más que verbal, crecimiento dual, consorcio consensuado más allá del oportuno joy de vivre. Un indispensable plan que no debe desdeñar su condición de futuro con vistas a despejar los innumerables imponderables que el tiempo se encargará de agravar, complicar en enfermedades crónicas lo que otrora fueron leves contusiones.

sábado, 18 de diciembre de 2010

El dedo en la llaga


BRMC. "Bad Blood". 2010


Sin principios no existe final, total estado de indeterminación ignorante, pero tampoco conciencia de desarrollo singular, autenticidad en su más plena y positiva concepción. La ausencia de los mismos (la falta de "puesta en práctica") produce un estado de anemia ética, incoherencia, que acaba por volverse contra las defensas del individuo, víctima, más tarde o temprano, a pesar del creciente como equívoco consenso colectivo determinista ("Si no me aprovecho yo, lo hará otro", "Hago lo que todo el mundo haría en mi caso...", "No me queda otra que hacerlo así"), de su propia condición espuria.

viernes, 17 de diciembre de 2010

Fin de fiesta

















Blake Edwards

Adiós, pajarito Dum Dum. Adiós Holly. All Tomorrow's parties

sábado, 11 de diciembre de 2010

La copa de Europa























Las personas que dicen "sí" a todo y a todos están continuamente negándose, en un proceso de la condición humana bastante pusilánime, diametralmente opuesto al desarrollo del individuo en su capacidad de auto-definición, fundamentado en el "dejarse llevar por lo que hacen o proponen los demás", que es lo que establece, en su versión más soft, la cláusula social ampliamente consensuada. Estaríamos hablando, entonces, de una afirmación deformada, ambigua, per-vertida, carente de morbo en su mecanicismo maquinal, de los principios básicos burgueses asimilados de manera inconsciente por quienes aparentan representar un espíritu "libertario", o tampoco.

viernes, 10 de diciembre de 2010

Diáspora















Robert Longo. Untitled. 1980


"Durante la primera parte de tu vida, no te das cuenta de tu felicidad hasta que la has perdido. Luego llega una edad, una segunda edad, en que sabes, en cuanto empiezas a vivir algo feliz, que acabarás perdiéndolo. Cuando conocí a Belle, comprendí que acababa de entrar en esa segunda edad. También comprendí que no había llegado todavía a la tercera, la de la auténtica vejez, cuando el hecho de prever la pérdida de la felicidad impide incluso llegar a sentirla"


Michel Houellebecq. "La possibilité d' une île". 2005

sábado, 4 de diciembre de 2010

Orpheus



David Sylvian. "Sleepwalkers". 2010

Muy de vez en cuando, la providencia suele obsequiarnos con re-alimentaciones de nuestra autoestima latente. El hecho de una admiración coyuntural, improvisada, genera cierta sustancia energética, decididamente melancólica, que desestabiliza esa rutina del itinerario doméstico. Recordar la singularidad propia nos (de)vuelve a hacer fuertes, a la vez que terriblemente aislados: la idea de reconocernos extra-ordinarios y de que exista público con aspiraciones por encima de lo trivial, digno de ser apreciado. Un reconocimiento especular en el otro que, paradójicamente, a modo de boomerang, lo revaloriza.

sábado, 27 de noviembre de 2010

El pie descalzo


Spiritualized. "I Didn´t Mean to Hurt You". 2001 / Andrei Tarkovsky "Solaris". 1972
(Terrorkitten)

I love you like I love the sunrise in the morning I miss you like I miss the water when I'm burning

domingo, 21 de noviembre de 2010

Pre-visto
















Jonathan Demme. "Something Wild". 1986


Al parecer nos sentimos cómodos en el ámbito de lo re-conocible. Desde épocas remotas el hombre siente la seguridad de la identificación doméstica, un confort bastante burgués que presuntamente le garantiza estabilidad vital, síquica en su acepción más refinada. Asegurarse una percepción cotidiana del tamaño de las cosas, de las formas trivializadas, de los colores transformados en empáticos por la frecuencia de su visión, de las músicas mainstream, de la literatura folletinesca, de las personas del "círculo", de los sentimientos hipotecados, nos orienta hacia un camino costumbrista refrendado, con asiduidad, por la comunidad social como el "exclusivamente correcto". Las innumerables "vueltas al orden" de las tendencias artísticas, el retorno de las prácticas más añejas (lo pictórico a modo de garante del "verdadero arte"), polvorientas, largamente consensuadas por el cliente (que siempre se reserva el uso de la razón), no son más que el epítome de los modos y maneras de un grupo social aquejado de una consciente miopía pacata.
En este contexto, los procesos vitales no siempre reaccionan conforme a la tradicional retícula planificada, es más, el quehacer rutinario puede "de-generar" en prácticas y situaciones ajenas al control social, de tal manera que lo conocido se transforma en des-conocido, extraño. Lejos de suponer una inmejorable oportunidad de crecer en experiencia, dicha mutación cortocircuita los fundamentos estamentales de los sujetos, precisamente por la falta de hábito (con mucho sarcasmo) en lo in-habitual, que viene a ser sinónimo de creatividad seductora, allá donde la tradición-traición es incapaz de progresar. El mundo "acabado" en su perfección, casado y comprometido hasta la muerte, previsible en su rutina más anestesiante, agoniza en su rigidez, incapaz de disfrutar de la voluptuosidad de lo desconocido, no reconocible.

jueves, 18 de noviembre de 2010

La doble






















Antonio D. Resurrección. S/t. Praha. 2010


Debió de tratarse de una aparición. Tendrían que haberse calificado como tales varios sucesos similares. De esa manera se produciría una constante apta para ser evaluada dentro de la sistemática de la paranoia, en la que viejos espectros de indudable calibre asoman, de imprevisto, camuflados bajo personalidades ajenas no tan distintas. Quizás tenga que ver con la ductibilidad de las impresiones y el estado irreversible de la memoria. Una mala jugada del destino repetida en los sitios más insospechados, sosias como disparos certeros que nos sorprenden sin balas de plata, estupefactos ante la empatía adictiva de la similitud, desangrados ad eternum, deseosos de que ésa sea la última vez que nos vuelvan a visitar, sin excesiva convicción.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Someone Great

















Allí estaba el señor Murphy, un poco apagado por la base rítmica, envuelto en aires de falso epílogo con la sala a rebosar (aquella misma sala "Zeleste" que nos acogió once años atrás, noche loca, tremendamente divertida) desgranando perlas pop envueltas en recipiente dance a ratos bailables, a ratos reflexivo, dejando claro que la cita y el efecto Xerox están vedados a la ausencia de talento, esa argamasa que da cuerpo y color a la verdadera creación contemporánea, escaso elixir, demasiadas veces apropiado. Por ahí cayeron la cencerronada Daft Punk is Playing at my House, la adictiva Tribulations, un tanto desfigurada, Get Innocuous, North American Scum, Dance Yrself Clean, la fiestera Drunk Girls, Movement o el "This is hardcore", ese Bowie metamorfoseado en All I Want, la ochentera I Can Change, You Wanted a Hit, Home (aaaaaaah, aaaaah, aaah)..., además de las indispensables y excelsas All my Friends y Someone Great (grande como James), echándose de menos piezas tan poco ejecutables como Great Release o Never as Tired as When I'm Walking Up. Todas fehacientes constataciones de un repertorio contundente e inigualable. Más pausa que final hasta el afterhours. We're safe, for the moment...

LCD Soundsystem. Sala RazzMatazz. Noviembre 2010. Barcelona

jueves, 4 de noviembre de 2010

Premonición






















La luz asomaba a través de un minúsculo vano, en esas horas en las que la gran ciudad, aquejada de innumerables dolencias, como un viejo monstruo moribundo, despertaba del hiato nocturno. Aquella mirada poseída de un malestar apenas evidenciado, casi teleológico, admonitorio, observaba desde la cámara oscura las miserias del vecindario, reveladas en esa posición privilegiada panóptica que dan las alturas, ampliables a una distribución reticular que rendía pleitesía a las ínfulas de perfección del Racionalismo, ultrajado entre la chatarra y la decadencia de la naturaleza asilvestrada circundante. Basura, desechos, detritus, despojos morales, humanos.
Cuerpo desnudo bajo la ducha, ajeno al severo frío de agosto, anestesiado por una visión sometida al encuadre de un añejo cristal arañado, convertido en translúcido, mientras las tuberías escupían el patético chorro entrecortado de agua purificadora. El leve vibrar del cableado eléctrico, tensión camuflada entre la vegetación y un cielo permanentemente pintado de gris, salpimentado de grandes nubes que no nos pertenecían (nos extrañaban), al igual que tampoco eran propiedad de ninguno de los que alardeaban, como letanía nacional, de autenticidad territorial. Decididamente extranjeros en una atmósfera indescriptible, a ratos traicioneramente acogedora, doméstica, salvaje. Recuerdo del aire, ese aire inefable marcado con fuego en la memoria. Aquel ir y venir de aviones que bramaban en el boceto de mañana, compitiendo con los excitados pájaros, ángeles celestiales transformados en evidencias de la fugacidad de nuestras ilusiones, mientras el vaho inundaba los ojos convirtiendo en borroso irreversible lo que un buen día fue nítido y cristalino.

viernes, 29 de octubre de 2010

Con-tracto



















El compromiso sentimental resulta ser siempre una suerte de compromiso pactado entre dos partes claramente sugestionadas. No existe nexo altruista, bienintencionado exento de contraprestaciones, demanda de favores no siempre ponderadas de modo consciente. Como tampoco debe existir una visión idílica, asentada desde la noche de los tiempos, del convenio colectivo entre dos. Los afectos provocan necesidades materiales, concretas, palpables, mensurables, cuantificables, más tangibles de lo que el mito amoroso pudiera dejar translucir. Más física (y físico) que química. Requisitos terrenales metamorfoseados bajo el entramado del vínculo desinteresado y glauco. Las manos grasientas del mecánico. Nos mueve el interés.

lunes, 11 de octubre de 2010

Periplo

















Antonio D. Resurrección. "La vuelta de Ulises". Serie interferencias. Fotografía. 100 x 70 cm. 1999


Se podría adivinar un futuro totalmente consensuado, concretado desde la asunción de la certeza más absoluta en tiempos de cólera. Cabría la posibilidad de respirar hasta el infinito, el pecho henchido de orgullo y determinación, desde el convencimiento de no actuar conforme a una respuesta, a los efectos perniciosos que contaminan nuestras vidas, infiltrados bajo el señuelo del afecto y el bien personal (el que creen ofrecernos las vendedoras de romero). La menos adecuada opción de las posibles, la más común de todas, acción y efecto, y, así, el sujeto termina siendo víctima de su propia trampa, arrastrado por el devenir de los acontecimientos, totalmente plegado a un ritmo ajeno y enajenante.
Cabría pensar que no se debe actuar conforme a una respuesta, equiparable a ese abominable hábito de "dejarse llevar", no conceder a la locura más espacio que el suyo propio. Correr más rápido sin mirar hacia atrás.
Esas sirenas de la isla de Lemnos (donde habitó el "feo" Gainsbourg que consiguió casarse con la más bella de las diosas: fuego camina conmigo) desatan nuestras cuerdas y liberan una conciencia mermada por el rencor y el deseo, a la espera de la Resurrección del sistema operativo, capaz de prescindir y de abrirse, a la vez, hacia nuevos horizontes, sin descanso alguno. El ejército sorprendido en su vanguardia por el manto blanco invernal, con las articulaciones hundidas en un mar de hielo, camina lento pero vehemente, con la fuerza que otorga la voluntad, no prestada, que emana de uno mismo, una luz imperecedera.

martes, 5 de octubre de 2010

Incompetencia

















Rodney Graham. "Two Generators". 1984


A veces se cometen errores que el público percibe como aciertos, del mismo modo en que otros logros son contemplados como fallos... La visión de las cosas resulta más roma de lo predecible, verificándose una total negligencia del colectivo en el análisis del ámbito de lo particular, individual.
Aquellos meandros ocultos a la vista general, decenas de acciones, actitudes, sentimientos y motivos que nunca se revelarán a los ojos de los demás, resultan determinantes, concluyentes para una aproximación más exacta de la condición personal, esa que se suele ponderar con una ligereza alarmante... El sueño del racionalismo contaminado por la sentenciosa y pre-juiciosa opinión de "los demás".

Presente imperfecto
















Tengo veneno en las venas y sólo acierto a rechazar a este mundo falso e hipócrita. No puedo comportarme de otra manera y tampoco quiero cambiar acabando como todos. No nací para ser siervo de nadie.

jueves, 30 de septiembre de 2010

El espejo

















Solíamos claudicar y cuando solíamos claudicar, consentíamos, vaya si consentíamos... Solíamos renunciar, y en qué modo renunciábamos... oyendo a deshoras el tic-tac del reloj, como si no fuera con nosotros... Solíamos creernos inmunes a la irresponsabilidad, repletos de hojas de laurel... Solíamos ceder al chantaje, plegarnos al más vil de los procedimientos sociales, ajenos a sus usos espúreos, maniqueos, sin apenas cerciorarnos... Solíamos pensar en el crecimiento sin límites, más allá de nuestros deficientes presupuestos... Solíamos creernos "túyyo" cuando nuestras vidas se unirían en el infinito, incluso más allá... Solíamos estar ajenos al extrañamiento afectivo, a la dislocación sentimental, cuando no dejábamos de ser, tristemente, como somos ahora, exactamente iguales...

sábado, 25 de septiembre de 2010

Remembranza















Antonio D. Resurrección. "Leve". 199_


Difendimi dalle forze contrarie,
la notte, nel sonno, quando non sono cosciente, quando il mio percorso, si fa incerto, E non abbandonarmi mai... Non mi abbandonare mai! Riportami nelle zone più alte in uno dei tuoi regni di quiete: E' tempo di lasciare questo ciclo di vite. E non mi abbandonare mai... Non mi abbandonare mai! Perchè, le gioie del più profondo affetto o dei più lievi aneliti del cuore sono solo l'ombra della luce, Ricordami, come sono infelice lontano dalle tue leggi; come non sprecare il tempo che mi rimane. E non abbandonarmi mai... Non mi abbandonare mai! Perchè, la pace che ho sentito in certi monasteri, o la vibrante intesa di tutti i sensi in festa, sono solo l'ombra della luce.

Franco Battiato. "L'ombra della luce". 1995

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Fiera

















Susan I. Macías. Roma. 2010


"Sólo porque me opongo a mí mismo y, realmente, estoy siempre en contra de mí, soy capaz de ser".


Thomas Bernhard. "Der keller". 1976

lunes, 6 de septiembre de 2010

Sedentes





















Antonio D. Resurrección. S/t. Praga. 2010


Nos pasamos la vida esperando un sortilegio, una llamada divina, una confirmación de los hechos, la casuística del azar convertida en matemáticas, que nos avise y dé sentido a lo que somos incapaces de determinar por falta de voluntad o, simplemente, incompetencia.

domingo, 5 de septiembre de 2010

Renuncia






















"¿No será que la forma más segura de placer, nos dice explicitamente Flaubert, es el placer de la ilusión? ¿Acaso hay alguien que necesite irrumpir en el desolado desván del cumplimiento?"


Julian Barnes. "Flaubert's Parrot"

jueves, 2 de septiembre de 2010

Extraño




















Wim Wenders. "Der Amerikanische Freund". 1977


"No hay nada que temer salvo el miedo. Cada vez me conozco menos, cada vez conozco menos a los demás"

martes, 31 de agosto de 2010

Sin-cero









Vito Acconci. Blindfolded catching. 1970


Existen demasiadas personas que son incapaces de valorar los actos de sinceridad, desde el mismo momento en que abusan de la condición de vulnerabilidad del otro, que se les ofrece a modo de regalo ciertamente excepcional. Las conclusiones de esta dinámica son tan rotundas como amargas.

domingo, 29 de agosto de 2010

Dos






















"Yo quise llevar a cabo el ideal del amor: la pareja fiel, amiga y con sexo cada fin de semana. El matrimonio como una obra maestra desconocida, un prodigio de delicadeza, un poco kitsch, como una catedral hecha con mondadientes. Para lograrlo, para triunfar en el matrimonio, hay que ser un tipo de artista (Marcel Duchamp) que ahora ya no existe".


Eloy Fernández Porta cita a "Els jugadors de whist", de Vicenç Pagès Jordá.

martes, 3 de agosto de 2010

AD Principium























La ética no se puede demandar, exclusivamente, a los demás. Debemos asumir la res-ponsabilidad de un compromiso que nos aleje de la vulgaridad de lo que nos rodea. Es legítima y necesaria la aspiración a perfeccionar nuestro sistema de valores. Lo demás concierne a la complicidad de los hábitos espúreos, tan sólidamente frecuentados. Clase A.

lunes, 2 de agosto de 2010

Moralidad















"Ocurre como siempre en la naturaleza, que sus partes debilitadas, como sustancias debilitadas, son las que primero son atacadas y explotadas y matadas y aniquiladas. Y la sociedad humana es, en ese aspecto, la más abyecta, porque es la más refinada. Y los siglos no han cambiado en ello lo más mínimo, al contrario, los métodos se han perfeccionado y, por eso, se han hecho más horribles, más infames, la moral es una mentira. El hombre llamado sano se ceba siempre en lo más hondo en el enfermo o el tullido, y en las comunidades y en las sociedades todos los llamados sanos se ceban siempre en los llamados enfermos y tullidos."


Thomas Bernhard.

miércoles, 21 de julio de 2010

La barbarie disfrazada






















Rubén Grilo. "Snake and Mouth". Maribel Gallery. Berlín. 2010


Resultan ciertamente insoportables la incultura, la brutalidad, el analfabetismo, la falta de formación, la chapucería o la, tan en boga, coyunturalidad ausente de ideas. El contraste resulta mayor en contextos presuntamente ajenos, en su origen, a semejantes deficiencias, caso del ámbito artístico. Estaríamos hablando de esos falsos defensores de la cultura que aportan vacío y oportunismo por el simple hecho de practicar actividades "artísticas". Como si únicamente el ejercicio mecánico manufacturador fuera suficiente. Parece que nos saltamos por encima un siglo de avances teóricos-estéticos que pusieron al arte en su sitio. Pero para eso hay que "formarse" y "leer", aunque no existe mayor ignorante que aquel que no quiere rendirse ante la evidencia histórica, ávida-dollars mediante.
Da la sensación de que estar en el medio cultural (y el entramado de "contactos" que conlleva) implica, per sé, producir "cultura" (en vez de productos-simulacro), cuando, en un noventa por ciento, los criterios mercantiles, amiguistas, ventajistas acaban por exterminar cualquier pretensión estética (de haberla), cualquier atisbo de serio planteamiento enriquecedor (de haberlo). Tampoco parece ponerse demasiada resistencia a tamaña infamia. Asistimos a una deriva cínica donde la atención subyugante a lo que se demanda, solicita, deteriora un discurso estético (en el mejor de los casos) bastante perjudicado. Ética y estética abocados a trayectorias divergentes, el extrañamiento de un medio, otrora algo más noble (el servilismo al clero se queda en pañales), contaminado por el modelo capitalista de intercambio más zafio, excesivamente bien asimilado por los aspirantes, casi sin re-conocerlo. Arte (di)simulado.

* Por cierto, Rubén Grilo, mola.

sábado, 17 de julio de 2010

Mesiánico






















Joseph Beuys. "How to explain pictures to a dead hare". 1965


Si algo escapa a nuestro radio de acción (conscientemente) es esa vocación misionera de algunas personas, aspiraciones al liderazgo de cualquier causa alimentadas por el ambiguo concepto de la fe. La de-formación viene motivada por aquél espíritu intransigente hasta la extenuación. Resulta complicado adivinar un futuro más próspero en manos de quienes aseguran poseer, en régimen de exclusividad, la verdad y no las verdades.
Aunque, visto desde otro enfoque, no existe amo sin su siervo, parece que la condición humana demanda líderes que le ahorren al grupo pensar qué deben hacer, hacia dónde deben orientar sus pasos. Realmente triste. La situación se complica cuando tenemos que asumir, en régimen de interinidad, dicho rol, haciendo de tripas corazón, con una indumentaria que podría terminar gustándonos sino fuera porque nuestras aspiraciones sobrevuelan a la comunidad, llámese espíritu existencialista, explíquese como la necesidad perentoria de atenderse y resolverse a sí mismo, adivínese como la única posibilidad de dirección factible, con una asombrosa capacidad natural de atracción seductora para aquellos/as que demandan la contundencia de la seguridad. El oro negro que se escurre de entre nuestros dedos cada día, aunque no parezca percibirse: ídolo de barro. Sex appeal indestructible. Yo soy la luz (que quema).

martes, 13 de julio de 2010

La zorra y las uvas



















Marcel Duchamp. "A bruit secret". 1916


Viene a ser la razón de ser de las zorras de instituto, al final, de tanto no auto-estimarse, nadie es capaz de quererlas (de verdad). Es el alto precio que han de pagar por ese exceso de desinhibición desproporcionada, por demasiada impostura oculta...

lunes, 12 de julio de 2010

Desechos, descartes, detritus...

















Sofia Coppola. Lost in Translation. 2003



"it's all downhill after the first kiss
". Lou Reed. "Modern Dance". 2000

miércoles, 7 de julio de 2010

Finisecular






















Kazimir Malevich. "Black Square". Oil on canvas.1923


Pro-lapso, anestesia del movimiento, in-quietud reivindicada, demanda del silencio, verbal. Acción clausurada como resultado del agotamiento, el permanente repiqueteo de lo decepcionante, valor excedente. Muerte anunciada con todos y cada uno de los requisitos del proceso vital. Verborrea cesante, llega a su fin, quedando en deriva la impostura o la cínica omisión de detalles. Ausencia de lágrimas o expectativas jubilosas, ceder al devenir de los tiempos con la intransigencia del ser exigente, demandante de dañina coherencia, al fin y al cabo, de una integridad en desuso.

miércoles, 30 de junio de 2010

El talismán

















Claude Monet. "Les coquelicots". 1873


Supongo que algo influyó ese cuadro de amapolas descolorido por el dorado sol gaditano, en aquellas eternas épocas estivales donde se proyectaban las futuras ilusiones, ajenas a la erosión cínica del maldito tiempo. No podemos menospreciar la adecuada insistencia "impresionista" del azar. Es oportuno recordarlo como equilibrio perfecto, recompensa a la vehemencia de quienes dirigen sus propios destinos. Impresiones al atardecer. Lucky man.

viernes, 18 de junio de 2010

Objetos perdidos














François Truffaut. "La nuit américaine". 1973


Cuando se pierden algunos detalles de la existencia, los efectos no suelen afectar al total de la integridad. El problema estriba en el mismo momento en que abandonamos ese saludable estado de alerta consciencia que nos hace crecer. Retrotraerse a los ámbitos de la peor adolescencia sentimental sólo nos reporta malestar y confusión. La construcción se desbarata, con el secreto deseo de que los cimientos pernanezcan en pie (ojos cerrados). Sabemos lo que debemos hacer, es tiempo de ponerlo en práctica. Es nuestro deber reconstruirnos a diario, ajenos a melodías lastimeras, transcender las trampas que, sin darnos cuenta, fabricamos nosotros mismos. El estado del bienestar no puede ser una ilusión sino la cotidiana aspiración, máxime en tiempos de crisis.

jueves, 17 de junio de 2010

La trama






Antonio D. Resurrección. Serie Interferencias. "Errar (es la última vez que me pasa...)". 4 /14 x 10 cm. Fotografías. 1999


Dejarse llevar, sin excesivas planificaciones, genera demasiadas expectativas, siempre pospuestas, que terminan por diluirse en el mismo proceso del devenir de los días. Cabe la posibilidad de que exista un flagrante error perceptivo en la concepción del planteamiento, ceguera parcial, incómodo atuendo destinado a frustrar cualquier atisbo de prosperidad. Cuando las concluyentes pruebas, repeticiones en espiral, terminan por inmovilizar al sujeto, se acaba concretando algo vislumbrado en cualquier historia distópica: la necesidad del compromiso, irrenunciable responsabilidad de dirigir, con mano férrea, el trazado de nuestro valioso destino. A la altura de tamaña verificación resulta ser demasiado tarde para rectificar, el cieno nos inmoviliza, atrapados en una maraña de ramas, alimentadas en la improvisación de los sentimientos y los vínculos aparentemente afectivos. Entonces, estamos agotados, perdidos, vencidos (de nuevo).

miércoles, 16 de junio de 2010

Piedras

















Smog. "The Doctor Came at Dawn". 1997


Aquel espectro de imagen (trascendiendo el sonido), el mar oceánico, reminiscencias de las aguas gaditanas que solían orillar complacientes en la desembocadura del Paraná. Recuerdo desleído, propio de las artes gráficas de los setenta, estableciendo un arco rectificado entre la niñez y el futuro anterior. Ese temible mar, convirtiendo la nave en un punto impropio sobre la pared cielo: negación de la divinidad próspera como persistencia retiniana. El fantasma de la incertidumbre, desasosiego y angst, remueve aquellas aguas.
Cuando se tambalean los principios fundamentales que rigen la órbita elíptica, a modo de ciclos envarados, a la espera de tiempos remotamente propicios. Intentando recabar energías de contiendas perdidas, perdido, pérdida. Mientras el viento sopla y arrecia, ocultos bajo la tierra, en la penumbra de una noche cerrada, cuestionando la propia existencia, resignándose a una deriva des-orbitada. Derrotado como en años.

domingo, 13 de junio de 2010

Transformada















Antonio D. Resurrección. Serie Interferencias. "Constantes vitales". Fotografía digital. 100 x 70 cm. 1999


El sacrificio, como entrega a otros, siempre demanda de forma in- consciente, a medio plazo, una "recompensa" más allá de los detalles puramente materiales. De tal manera que las habituales descompensaciones transaccionales generan un permanente estado de estupor decepcionante en aquellos aquejados del mal del misionero. Frustada aspiración a la redención que nunca termina de llegar, porque hace oídos sordos a las limitadas capacidades de quienes creen poseer cierto grado de luz. El mismo exceso de luz que puede producir ceguera. Ley de la balanza.

jueves, 10 de junio de 2010

Transparencia vs hipocresía


Daniel Cohn-Bendit en el Parlamento Europeo. Mayo 2010

Siempre mirando hacia afuera, nada de auto-crítica o programas previsores. El mal, lo erróneo o torcido, es un ente ajeno a las conciencias y capacidades decisorias del colectivo social. La reacción, el espasmo convulsivo, a destiempo, cuando el juego lucrativo agoniza. Ausencia de responsabilidad, también colectiva en cuanto connivencia silenciosa, cuando nadie quiere aceptar que el beneficio de unos ha resultado ser (desde la noche de los tiempos) la desgracia de otros. Son las indicaciones del mercado y nuestros propios excesos.

lunes, 7 de junio de 2010

Born to be Wild













Dennis Hopper (1936-2010)

In memoriam

jueves, 3 de junio de 2010

Big Low Festival























































































Low, Atlas Sound, Pixies, Grizzly Bear, The Fall. Fotos: Scanner FM


Bajo los efectos anestesiantes de los fármacos, las miserables condiciones de las compañías aéreas al abrigo de ese junco semiquebrado Selu, vuelta a la tierra prometida, aquella promesa de una Europa que parecía ser contagiosa y se quedó donde debía estar...
Mark Smith derrochando altanería y chulería made in Britain, bien acompañado, como siempre, para que le toquen las teclas al abuelo. Susi y los viejos. "Give me change, give me change", jaleaba el ingenio sureño...
La lluvia caía como complemento perfecto a unos XX desinflados y timoratos, canciones bellas que corren el riesgo de quedarse en un preciosista vacuo ejercicio de estilo. Acuoso Men in Black. Los Pony Bravo, a los postres, convencían con un estilo tan personal como peligrosamente unido al conservadurismo reaccionario andaluz, sin riesgo no hay sustancia, o veneno. The Big Pink, insanamente entretenidos, dieron el cerrojazo a un pelotón que hacía aguas por todos lados. Pavement a media luz, suelten lastre. Adiós a Tortoise, Fuck Buttoms y los energéticos Delorean porque yo lo valgo.

Resaca catárquica en el apacible Poble Nou, la segunda casa, bien impregnado de esa arquitectura que conjuga el atractivo de lo antiguo con el touch contemporáneo, más allá de las abruptas invasiones bárbaras...
Reconciliación con el Auditori, como servidor, arisco por fuera, inconmensurable por dentro. (Selu) Baños ADR, pantone 123, el tiempo amarillo que todo lo tamiza. La dulce voz de Hope Sandoval mientras la falta de decoro y respeto del respetable hacía sus entradas y salidas... Síndrome de Stendhal festivalero. De nuevo a hacer cola, els colets, pudiéndonos haber colado, como corresponde a nuestro caché. Otra vez lo volvieron a hacer estos tres, otra lección magistral a tanta impostura. Lluvia dorada. Bajo, batería (Mimima), guitarra que por sortilegio reverberaban en la cueva azul como una enorme orquesta. El gran destructor acabó en una hora con cualquier cosa que pudiera ofrecernos San Miguel de las alturas. Conteniendo las lágrimas, agarrando el brazo de Su-Mimi, contemplando atónitos, heridos de muerte tristeza, cómo aparecía lentamente ese amanecer apocalíptico, mientras la Parker nos hacía los coros más bellos jamás escuchados y recogía el pañuelo con suma precisión...
Coco- pose, Wilco, Marc Almond, Cold Cave y Yeasayer pasaron como una promesa de una ex, hasta que aparecieron los viejos zorros de Frank, Kim, Joey y el incombustible Dave, deuda pendiente entre hermanos, hermanita ven conmigo, desde la segunda mitad de los ochenta.
Debaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaseeeeeeeeeeeeeeerrrr!!!!!. Después del oído, la voz. Nen, bajo mínimos.

A la mañana empatizo con When I go Deaf, aturdido por el extraño ritmo de los días, volviendo al Auditori, en busca de la misma magia que una Clare no supo razonar. Mi querido Bradford, arropado por un reducido número de fieles incondicionales, nos sedujo con verdaderas gemas desprovistas de adorno, un ejemplo de rectitud ante la adversidad personal: And when we die we'll bury ourselves. Cómo duele Sheila. Sian Alice Group y Florence parecen seguir una onda Bat for Lashes que coquetea demasiado con el mainstream. Mea burro. Mejor los primeros sin la lacia del Peloponeso. Kill all the hyppies... Los ositos Grizzly mejoraron una noche de reencuentro Selúrico, con esos adictivos juegos vocales que parecen sacados de otra época, comandados por el primo rumano de Brody. I am, you are, Sheeeee. Gary o el Ozzy Osbourne queriendo ser Tokio Hotel: qué diantres hacía en el Primavera la sombra de lo que fue. Más Frost que Pet: el gangoseo nasal amanerado que manosea los tópicos arquetípicos del amor con coreografías de instituto... Así que mi querida Su-fridora y yo acabamos las existencias de San Miguel en el bailongo mise en scène de The Field... pissing, maltrechos con el recuerdo de Alan y señora, en el mejor de los festivales posibles.

Primavera Sound. Mayo 2010. Barcelona

martes, 25 de mayo de 2010

Axiomático















Susana Ibáñez Macías. 2010


Me gustaría pensar que la gente puede llegar a cambiar pero tendría que modificar mi opinión

miércoles, 19 de mayo de 2010

Zeitgeist





















Luis Gordillo. "Sedimentación, estructuración A". Fotocollages. (1975-76)


El artista puede permitirse el lujo de no adelantarse a su tiempo pero resulta inconcebible, anacrónica, una trayectoria diametralmente opuesta, más allá de la artesanía y el inventario copista decimonónico.


"La Pintura es algo muy antiguo, un día desaparecerá"
. Luis Gordillo. 2010

martes, 11 de mayo de 2010

Lorelei





















John Baldessari. "Throwing four balls in the air to get a square ( best of 36 tries )". 1974


Lo más pernicioso no son las expectativas sino la vana pretensión de vivir eternamente de ellas.

sábado, 8 de mayo de 2010

Inefable


Foals. "This orient". 2010

Abocados inevitablemente al estremecimiento, adscritos a ese grado superior de la sensibilidad que racionaliza el talento en forma de emotivos monumentos afectivos. Grandes entre los grandes, por encima de las cabezas de la miopía generalizada. Potros salvajes nunca domesticados.

It's your heart, it's your heart
That gives me this western feeling

sábado, 1 de mayo de 2010

Lo innombrable
















Marcel Duchamp. "Pliant... de voyage". 1916


Ahí abajo, acostumbrado a habitar en la sombra, ahí abajo durmiendo en la noche de la sospecha, la incertidumbre, el deseo y el rencor, ahí, debajo de, oculto tras un velo decimonónico, atávico, eterno... Ahí abajo, en condiciones privilegiadas de inferioridad, nunca suficientemente esclarecidas, nunca, ninguna noble intención... Ahí abajo, sometido a las inclemencias del mundo natural... Ahí abajo, conforme a las leyes secretas escritas en criptografías alérgicas al mundo racional... Ahí debajo de la palabra, del logos, del narcótico religioso... Ahí abajo, potencia al cuadrado de lo innombrable, el angst existencial silencioso, reptilíneo... Ahí abajo, debajo, muy por debajo de las oportunidades del unheimlich, refugio de la omisión y el descaro hipócrita de la mentira... Ahí abajo, húmedo abisal, entumecido hasta los huesos, ejercitando la ignorancia y la amnesia al abrigo de la nocturnidad... Ahí abajo, el leve goteo que no cesa, ya sea transparente o rojo criminal...Ahí abajo, amor mercantilista y corriente, obtuso, inconsciente... Ahí abajo, caverna desprovista de luminotecnia, ausencia de visionarios y próceres del conocimiento... Ahí abajo, perpetua brecha abierta sin cauterizar, esas deudas no saldadas, como estigma permanentemente tatuado, madera podrida, calculando lo que resta de esperanza...
Ahí abajo, muy por encima de sus posibilidades...

viernes, 30 de abril de 2010

Superficial
















Alberto Giacometti. "Objet désagréable". 1931


La gente se pierde en la forma y en las formas (de-formación social y cultural) cuando lo verdaderamente meritorio son las ideas, esas mismas que tanto escasean en la producción artística contemporánea actual, por alguna extraña razón reacia a ser clarificada...

jueves, 29 de abril de 2010

Verlas venir















Robert Smithson. "Spiral Jetty". 1970


La ventaja de poseer una conducta apotética estriba en que los sucesos se desarrollan según un guión más o menos predecible. No ha lugar para la ciencia ficción ni las sorpresas a gran escala, sólo caben pequeñas variables dentro de un mismo discurso que, a fuerza de repetirse (mito de Sísifo), van desvelando la impostura, el oportunismo o la laxitud comportamental...intuidos en los comienzos de cualquier relación, confirmados en los sucesivos relatos. Así, las personas previsibles serían las menos capacitadas para falsear una realidad que hace aguas por todas partes, evidenciando las costuras de una argumentación mal construida.
Aquella conducta "visionaria" tendrá como contrapartida (no podría ser de otra manera) cierto carácter taciturno, existencialista, atributo peculiar de quienes están preparados, por costumbre, para la ficción en forma de loop.