martes, 23 de febrero de 2021

Underground (Auster's mood)

 
Luc Besson. “Subway”. 1985

“Without music, life would be a mistake”

El orgullo de sentirse orgulloso, la vanidad de saberse fugaz, transitorio. Apenas un esbozo de trascendencia en un entorno hostil. Too busy staying alive...
Y “E”, bellísima “E”, recurrente presencia fugaz que alienta un pequeño brillo de esperanza infinitesimal, con sus botas kitsch en Groenlandia y expresivos ojos huidizos de animal temeroso, discretamente curioso. Apenas una posibilidad de fe en lo mejor de la condición humana. Una bondad artificial, bien sûre, puesto que resulta ser elegida, no natural. Sensitive & sensible.

sábado, 20 de febrero de 2021

Panegírico

 
Angela Schanelec. “Nachmittag”. 2007

“Él había pensado más que otros hombres, poseía en asuntos de espíritu una serena objetividad”
“Lo que más odiaba era todo lo mediocre, normal y corriente”

“(Der Schmerz, der Stillstand des Lebens
Lassen die Zeit zu lang erscheinen)”

“… Le pourquoi des choses de la vie
J'en rêve encore, encore un peu
Tant de choses qui n'ont pas de prix

Saudade
Pleure, ça fait du bien
Pleure toute la rivière
Et l'océan Indien
Saudade
Je ne t'attendais point
Je ne t'attendais plus
Mais tu as bu tout le vin…”

The music won’t save you…
En los estados del murmullo ASMR, esa corriente alterna y continua experimental, exclusiva que acompaña el atribulado diario, un ejercicio periclitado de durísima supervivencia ante los avatares de la miseria cotidiana, lo vulgar previsible, la negligente impericia metamorfoseada en normalidad, el vacío en el colectivo, lo ampliamente decepcionante como anti-leitmotiv. Y sin embargo ese fluido, riachuelo de aliento conceptual, es el que hace mantener la digna compostura ante los imponderables (afectivos y domésticos). Sobrevivir en un mundo más imperfecto de lo necesario, de lo sensatamente deseado se muta en un ejercicio intelectual, espiritual que forja la unidad indisoluble de la identidad, un equilibrio permanentemente atenazado por múltiples obstáculos, por la larga sombra del desánimo y la claudicación. Altas capacidades. Solitude-realpolitik en la plenitud colectiva. La soledad de un nihilista corredor de fondo, el lobo estepario que retorna ad principium, desde la adolescencia atolondrada-ensoñadora hasta las cotas de una interesantísima, deseada, buscada madurez plena de consciencia y convicción. Nothing ever lasts forever... A diferencia del cuestionable éxito social, nunca una soledad estuvo mejor acompañada. Bet you.

martes, 16 de febrero de 2021

Descompuesto

 
Federico Fellini. “Otto e mezzo”. 1963

“… Le papillon noir, je vois s'envoler l'espoir
Le papillon noir, le symbole de notre histoire
Le papillon noir, le symbole de notre histoire…”

“… I'm going down to the underground
As deep as I can go…”

You're going to reap just what you sow
… 
Casi nadie puede trascender sus propios hábitos perjudiciales, sus ritmos descompasados, sus alteraciones inefables y en ese sentido la ilusión de cambio converge en pura fantasía caleido-escópica. El sueño retorcido de una lucidez apagada, anestesiada. Ninguna ruina o vestigio de pasado honroso puede acompañar a una suerte de espectro de identidad, a la apariencia de "pertenencia A", porque la proposición es errónea desde el principio. How do you sleep? 
Es un privilegio demasiado grande para tan exigua honorable identificación. Desde de la noche de los tiempos de esa propia (pseudo) existencia, el privilegio es una fortuna alcanzada con el esfuerzo indómito de la vehemencia y la clari-videncia. Something is rotten in the state of Denmark.

lunes, 15 de febrero de 2021

Lundi 15 (après my bloody valentine)

 
Derek Jarman. “Jubilee”. 1978

“A bitter ending is better than an endless bitterness”

"An armour for the age…"

Los vínculos perniciosos. La sombra amplia de la corrupción de los detalles domésticos, bestia parda, leviatán inasible que todo lo contamina, como una gran mancha negra de petróleo sobre el océano (eternamente), como una maldición a quien menos lo merece (siempre) ¿Quién cree en lo proporcionado, en lo justo si raramente se manifiesta, un efecto azaroso del mecanismo de lo implacable (permanentemente)?
Aquellos predicamentos de la pubertad en los que se nos recordaba el extremado valor de la honestidad, el brillo inusitado de lo veraz, en un decorado de quebrados setentas y vidas a medio cromatismo de la ansiada libertad. Lágrimas amargas de impotencia, frustración e inadaptación ante un panorama tristemente desolador. Y nos reíamos (como jóvenes indestructibles que éramos) del negro sobre negro de Cioran. La congoja de un suprematismo fatalista. Se acabó lo que nunca pareció comenzar, ce con.

“… Ce n’était qu’un vendredi 12
Et pourtant tu as filé en douce
À mille lieues du Triangle des Bermudes
Juste quelque part Hémisphère Sud

Ce n’était qu’un vendredi 12
Ce con
De voisin tondait sa pelouse
À fond
Je n’ai pas croisé de chat noir
Non

J’ai bu la tasse dans la mer
Noire
Où étais-tu vendredi soir ?
J’ai bu la tasse dans la mer
Noire
Où étais-tu vendredi soir ?
J’ai bu la tasse dans la mer
Noire
Où étais-tu vendredi soir ?
Vendredi soir

Dis-moi si tu te souviens de tout
De mes caresses, de mon parfum
Je n’ai rien changé, au cas où
Tu reviendrais comme ça l’air de rien (x3)
Samedi matin…”.

domingo, 14 de febrero de 2021

Mitridatismo

 
Rainer Werner Fassbinder. “Lola”. 1981

“…Tu sais, pour moi, rien n'est fondamental
Tout est factice, rien n'est fatal…”

“… Fate
Up against your will
Through the thick and thin
He will wait until…
You give yourself to him…”

La cuadrícula en la que encajan perfectamente los elementos más proclives a ser clasificados como in-clasificables, una suerte de rebeldía impostada que apenas soporta un suave testeo. Liviano y leve, tan ligero e inconsistente como las identidades contemporáneas, las que determinan la sociedad a golpes de exclusión de lo inusitado e impredecible. Atrapados en una red de posibilidades extra-ordinarias abocadas a una conversión ordinaria, vulgar de repeticiones zafias y predictibilidad. Su esperada previsibilidad queda en manos del peor de los enemigos, el auto-engaño. Es imperiosa la necesidad de dignificar la dignidad hasta los máximos extremos, ante los últimos estertores de un mundo que sucumbe a su propio connivente veneno.

martes, 9 de febrero de 2021

Bailando

 
Paul Thomas Anderson. “Daydreaming. Radiohead”. 2016

“… Dreamers
They never learn
They never learn
Beyond the point
Of no return
Of no return
And it's too late
The damage is done
The damage is done
This goes
Beyond me
Beyond you
The white room
By window
Where the sound goes
Through
We are
Just happy to serve
Just happy to serve
You…”

Trouble taking place
… Qué fácil destruir, apenas se requieren habilidades especiales más cuánta demanda, y sin embargo, cómo solventamos la construcción, la edificación de constructos hermosos donde desarrollar y poner en práctica los más bellos ideales, esos que quedan para las frases bonitas y las buenas intenciones de una burguesía eternamente anestesiada. Porque sí se pueden, sin quimeras ni vistas nubladas. Acá no existen postergaciones ni procrastinaciones (la golosina de toda una generación). Rítmica de lo más precioso en el rastro de la andadura. Take this waltz, Take this waltz… Invasión de las sinergias entrelazadas.
Dreamers, sí, condena y Resurrección. Mientras la muerte baila… True love lives, on lollipops and crisps.

“… Though I'm tired just sitting here talking with you
There's better things y'know a lonely rock 'n' roller can do…"

martes, 2 de febrero de 2021

Entretenimiento

 
Federico Fellini. “Otto e mezzo”. 1963

"... Unless you gotta nothing to say
Just don't say it..."

“… Now two blazing leaves burning up ground
The tiny waltz of a merry go round
Cascading lights for every heartbeat
Tonight we'll sleep with the girls from the streets…”

Mira la imagen en el espejo y desaparece, vuelve a mirar y retorna distinta, en los intersticios de la memoria y lo aprehendido.
El maldito juego, that’s entertainment!
Into the drama. Fue llamado a resolver un enigma para el que no estaba preparado (cuántas veces)…. La clave que despeja toda duda sobre el determinismo de ciertas conductas, de los fundamentos de la condición humana. There is water in the well. Un anhelo de amor más que un amor... Sauve qui peut (la vie).

lunes, 25 de enero de 2021

Aciago

 
Michael Haneke. “Amour”. 2012

“Morning keep the streets empty for me”

"Those who cannot remember the past are condemned to repeat it"

Y mientras la luz se apagaba agónicamente para ella, vecina tan próxima a la que nunca pudo conocer, los sentimientos e ideas afloraban en una mélange de aparentes recuerdos y obsesiones. Un tránsito solitario que fue compartido involuntariamente, desde el desconocimiento y el máximo respeto.
La evocación inmediata parafrástica del malogrado Vian… porque a la muerte nunca se le elude ni se juega con ella. Es una fatalidad que debe ser asumida como parte de las reglas elementales vitales.

Así se encamina entonces la letanía elegíaca, homenaje póstumo de grandes telones oscuros…

No quisiéramos morir abandonados, en la soledad más reprochable, la impuesta.
No quisiéramos morir sin un cálido abrazo de despedida, siquiera de un desconocido que nos ofreciera su consuelo, el puente hacia el vacío…
No quisiéramos morir sin sentir que los demás importan más que uno.
No quisiéramos morir sin haber sentido el calor de la honestidad y la cercanía del aprecio.
No quisiéramos morir sin haber trascendido los errores y la "pena máxima". Rectificación del espíritu.
No quisiéramos morir sin haber amado (verdaderamente) una vez más, en la tenue esperanza de lo in-posible.

Cielos crepusculares sobre un manto de ignorancia y desprecio deshumanizado. Porque después de eso, indudablemente no hay nada. Nada.

Je voudrais pas crever...

jueves, 21 de enero de 2021

Exhortativo

 
Federico Fellini. “Otto e mezzo”. 1963

“… I can't help it if you don't feel satisfied
You only ever looked at me through broken eyes
From the shortest of nights to the golden sunrise
Broken eyes
Oh, wasting time…”

El signo esencial admonitorio de la advertencia, el que te obliga a bucear contracorriente y ascender a la superficie. Una reacción fundamentada en la prevención teleológica, supervivencia frente a la súper-posición de estrategias similares con resultados exponencialmente más negativos, adversos en cada chance, en cada bucle. La dignidad no es equiparable al orgullo, como tampoco la circunspección a lo timorato. Élan vital a modo de antígeno frente a la perplejidad estéril, “superpowerless” vs pavura.

martes, 19 de enero de 2021

Regarder la lumière

 
Alexander Sokurov. “Русский ковчег”. 2002

“… Mientras el ser respire y tengan luz los ojos, vivirán mis poemas y a ti te darán vida…”

El anhelo de la primavera, la urgente y precisa necesidad de convertir lo lumínico en un esbozo de promesa, el oxígeno de lo in-desesperado. “You will find me if you want me in the garden unless it’s pouring down the rain…”

¿Y qué es si no un artista? Un genuino intelectual que escruta en los detalles que sobrevuelan la vida, la esencia de la vida.
Hacer (buen) arte es practicar la mejor de las filosofías. Ciframiento exacerbado, en realidad tan asequible como las verdaderas pulsaciones. Sólo para quienes aspiran a todo. La eternidad de la singularidad, autenticidad en, ciertamente, tiempos banales. "All we ever wanted was everything".

sábado, 16 de enero de 2021

Lo impredecible

 
Angela Schanelec. “Nachmittag”. 2007

“All of old. Nothing else ever. Ever tried. Ever failed. No matter. Try again. Fail again. Fail better”. Samuel Beckett.

“… You said
You been on the brink, so slow down
Don't get time to think now, you try
Operating faster
Operating faster
Operating

We both
Have a lot of things to say, don't
Don't get time enough to play, try
Operating faster
Operating faster
Operating faster…”

Los tiempos en los que se cuestiona la presunta seguridad burguesa, ese estancamiento en los márgenes de lo insensato, son tiempos de alteraciones abruptas y fenómenos atmosféricos bendecidos con el don de la oportunidad. "The end is in the beginning and yet you go on”.
Y las coyunturas generan estados del alma convulsos, finiseculares, ritmos circadianos vueltos del revés. Un baile endemoniado pendular entre reverberaciones de voces perdidas y la insatisfacción de un futuro apenas esbozado, turbio, turbulento. Agraciados con la frustración de lo extraviado y la vana promesa de lo posible, lo venidero. “Don't get time to think now, you try…”.

martes, 12 de enero de 2021

Sublimación

 
Rainer Werner Fassbinder. “Die Sehnsucht der Veronika Voss”. 1982

“… Give us all you got
You're in love and then you're not
You can lock yourself away
Just appreciate the grey
You have hurt and you have lost
You're acquainted with the cost
The one that comes with feeling deep
You're still paying in your sleep
Yeah

Now you're rolling in the dirt
Playing up to what you're worth
And we know what freedom brings
The awful songs it makes you sing
Don't you play around with blame
It does nothing for the pain
And please don't lock yourself away
Just appreciate the grey
Yeah

Even though you don't know
Even though you don't
You feel, you feel..”

Pánico a la luz, foto-fóbica en una inabarcable nevada alba, incontestable y elocuente metáfora de la punitiva verdad. El gran manto glauco sobre las miserias de la superficie urbana. Sepultados bajo el peso de la ignominia, del frío polar de la vergüenza y el descrédito.
You're still paying in your sleep… Rumor recurrente. Sueña el mismo sueño como una gélida maldición. Palabra hecha verbo. No pudo haber sido tan terrible ¿O sí? Quién sabe. Quién manda en el borroso ámbito de lo onírico.
El problema era sentir, aunque la conciencia predicara otra cosa. Una madre practica la elemental pregunta y es respondida por el eco del infortunio: “Even though you don’t, you feel, you feel..”.
La sensatez siempre se llevó mal con los sentimientos. Las determinaciones equilibradas nunca encajaron con lo que dicta el corazón. Sensible, Sensitive. Historia atávica que nunca tiene fin, que nunca lo tendrá. El precio colateral que implica amar (de verdad) desde la incuestionable heterodoxia y frente a la barbarie.

sábado, 9 de enero de 2021

Argento

 
Christian Petzold. “Jerichow”. 2008

“… But we don't have the money
(Money makes the wheels and the world go round)
Forget about it, honey
Trouble's never far away when you're around…”

“… If you think nothing is yours
If I think everything belongs to me
How wrong I'll be
None of us have anything
There's a place I have never explored
Another world we have yet to conquer
And until, then none of us have anything…”

De la eterna lucha entre lo esencial y lo contingente. Ese puede ser el resumen. Así algunas despedidas carecen de facturas y empréstitos y otras quedan lastradas por la vil certificación de lo incuestionable. Algunos encuentros exceden de lo mismo y otros (pocos) vaticinan la excelencia.
Los afectos convenientes, una suerte de palmaria prostitución en diferido fundamentados en el libre mercado de lo dependiente. Fatua oscilación de la oferta y demanda. Vínculos fraternales en barras de bares y decadentes paramentos nocturnos. El frágil hálito de una amistad hipotecada, del ligamen tendencioso, ventajista. Un contexto que define el núcleo como mistificado o mistificador. Como las producciones artísticas que intentan ser lo que nunca serán. You're going to reap just what you sow…

jueves, 7 de enero de 2021

Expiación

 
La caja del diablo / BGM. Comunicación audiovisual. Cabo Roche. 2021

“… In the rain, in the evening I will come again..."

“… I'll just freeze my love
Because technology has changed me…”

“… Dis, comment sont tes nuits
Et combien as-tu gardé de nos amis?
Comment est ta peine?
Est-ce qu'elle te susurre de voler de nuit?
Comment va ta vie?
Comment va ta vie?

Comment est ta peine?
La mienne est comme ça
Faut pas qu'on s'entraîne
À toucher le bas
Il faudrait qu'on apprenne
À vivre avec ça
Comment est ma peine?
La mienne s'en vient, s'en va
S'en vient, s'en va, s'en vient, s'en va…”

Sentado en la orilla de la playa. El viento uniformiza la superficie, la ordena en grandes áreas de equilibrio horizontal. Y no hace mucho que anduvo realizando prospecciones en partes en las que creía haber enterrado testimonios de un pasado no tan lejano, o quizás sí. Las manos cubiertas de una miríada de pequeñas partículas brillantes. Mundo áspero y desabrido. Guía lumínica que escolta la arqueología de la memoria, las pruebas de lo ex-vívido. Vanidades convertidas en compost, el legado como rémora de la conductibilidad. Hubo un ciclo temporal para desear, también para querer, en realidad para creer y luego… luego se instauró la dictadura sincrónica del directo inmediato.
Sigue sentado, haciendo crípticos dibujos con un rama dorada, esbozando palabras claves sincréticas, evocadoras, escarbando en la ya empapada e inestable superficie arenosa. La humedad que se instala en los huesos y enturbia los ojos, la mirada empañada cortoplacista. Big long shot. El cráter del tamaño de un cuerpo, quizás varios, un crepuscular invierno gélido que todo lo inmoviliza en presente eterno. Brazos abiertos tumbado en la orilla de la playa, testimonio de tantos cálidos encuentros, el cielo desde acá es tan inmenso, arrebatador e inabarcable como nuestros sueños, nuestros viejos sueños. Los tuyos, los míos. Los sepultados en las dunas por el orden de las mareas y el viento, los ingrávidos que esbozan nubes venideras. Jouissance albiceleste. Il faudrait qu'on apprenne, À vivre avec ça. Nothing but heart…

lunes, 4 de enero de 2021

Subsidencia

 
Jean-Luc Godard. “2 ou 3 choses que je sais d'elle”. 1967

“… Then I look away, too much for one day…”

“… And I'll stop writing songs
Stop scratching out lines
I won't have to fake
And it won't have to rhyme…”

“… Le phénomène ne se produira plus…
Le choix du pire
Car je préfère en pleurer
Que d'en souffrir
Je n'ai plus rien à ajouter

C'est la dérive des continents
C'est ma devise pour le moment…”

Doble cuerpo que se metamorfosea permanente, valencias de lo oscuro y lo brillante en-cinta de moebius. Perder el tiempo no es, precisamente, malgastarlo. Extender el periodo de latencia conceptual en el que germinan las decisiones. Las bellas plantas que crecen al albur de la luminosidad intelectual, el sustrato de futuros prometedores. Realidad cancelada en pos de una reinvención corregida y aumentada. Le bel espoir. C'est ma devise pour le moment.

miércoles, 30 de diciembre de 2020

Paisaje interno

 
La caja del diablo. Comunicación audiovisual. Madrid. 2020

“… Like no other you can't be replaced …”

“… I am a rock
I am an island
I have my books
And my poetry to protect me…”

Cierta meta-melancolía perniciosa de lo inconcluso, no acabado, no cerrado. Una perversa, torpe y desviada interpretación de lo vital, de las excelencias artísticas más reputadas. Las múltiples direcciones e implicaciones que el propio hecho, en su condición de work in (no) progress, hold/sustain, produce en la sique con un evidente y marcado sesgo masoquista negando la mayor. Estantigua recurrente del adeudo de cuentas.
El frágil y caprichoso devenir de un molinillo supeditado a la voluntad de las fuerzas eólicas. Deriva fatalista.

martes, 29 de diciembre de 2020

Tatuaje

 
Ildikó Enyedi. “Az én XX. századom”. 1989

“… See what’s right only in the night
Feel what’s right only in the night…

It feels so good to be alone
It feels so good to be alone…”

Pavor de la homogeneización frente al caudal creativo de lo diverso y múltiple (sin excesivo procesado), aquella sincronía mal digerida fruto de un sistema que convierte lo accesorio, fortuito, personal en un táctico método de repetición e indiferenciación. Esta sociedad se construye a golpes contra la identidad hasta unos niveles de despersonalización dramáticos. Gemelaridad estandarizada en la cadena de montaje que proporciona soluciones colectivas a patologías estrictamente individuales, indumentaria-tara. La identidad resulta ser el mejor antígeno contra lo alienante, la enajenación, lo demencial y bochornoso.

domingo, 27 de diciembre de 2020

Surrender

 
Wim Wenders. “Until The End Of The World”. 1991

“… And we don't need a lifetime
(Make me dance, I want to surrender)
We're following the right line
(Make me dance, I want to surrender)

I didn't see it coming
(Make me dance, I want to surrender)
I'm just not in the running
(Make me dance, I want to surrender)…”

“… Monkey see, monkey do
I spent my whole life surrounded by people like you
With all that expectation to weigh heavy on your heart
But no ideas to later tear it all apart
Won't you please knock me off my feet, for a while?
Could you please knock me off my feet, for a while?..”

“… La política emancipatoria nos pide que destruyamos la apariencia de todo 'orden natural', que revelemos que lo que se presenta como necesario e inevitable no es más que mera contingencia y, al mismo tiempo, que lo que se presenta como imposible se revele accesible. Partiendo de una situación en la que nada puede cambiar, todo resulta posible una vez más”. Mark Fisher.

Triste sonrisa marchita de lo irresoluble, di-soluble, diluido en el tiempo, palideciendo desde la noche de los tiempos, devenir gris, el gran peso de la historia que nos condena y nos absuelve, aunque siempre sea subsidiaria de un relato repleto de subjetividades. However, el clamor de la luz, de la evidencia, de los indicios, de las matemáticas de lo palmario. Más doloroso que la verdad es el turbio testimonio de lo falaz, espurio. El cuerpo intentando escapar de su propia identidad tóxica. Polvo de estrellas sobre un cortinón aterciopelado negro. Wir suchen nichts, Wir warten, Irgendwo müssen wir ja warten. 
❤️

viernes, 25 de diciembre de 2020

Rolling Stone

 
Jean-Luc Godard. “Vivre sa vie”. 1962

“… Sweetheart may not be easy
But we're trying hard to hold on
Trying to make it better
Sweetheart, you get so much freedom
But freedom is just another word
When you've no one left to hurt

And I said

Baby, set my soul on fire
I’ve got two little arms to hold on tight
And I want take it higher
Baby, never should say never
I got a hurricane inside my veins
And I want to stay forever…”

Un nuevo gabán mancuniano, hay cantos y llamas en los bolsillos que terminarán por horadar el bello forro “carmesí”…
Las incómodas aristas que lastran la cintura, limitan la movilidad y el cálido aliento del propio sistema solar. Qué más da si tienes buena percha. El juego de miradas realimentadas por la masquerade de mascarillas.
¿Qué hacemos con los buenos y los malos recuerdos? ¿Qué hacemos con la memoria? ¿Un escrito? ¿Un vídeo? ¿Una composición musical? ¿Una obra plástica? ¿Un motivo de trauma irresuelto con tus aspirantes? Heridas abiertas carentes de leucocitos.
Hay voces que susurran el canto de aquellas sirenas, del Ulises Bloom desposado, flâneur de una ciudad cada vez más extraña, entraña-ble otrora. Madrid hates you. El pernicioso reverso Pygmalion’s syndrom, escupiéndole al viento, año de barbecho, vana recolecta. Misionero de causas imposibles, de manos (increíblemente) abiertas, el sueño en el doble filo del precipicio. Tantos errores deberían proporcionar un excedente de verdad, de verosimilitud ¿no? Lord, Gimme Shelter… Lo que resta, pétreo e ígneo.

“… Berlin hates you
Madrid hates you
Seville hates you
Buenos Aires hates you
Amsterdam hates you
London hates you
But they love it when you muscle on
Yeah, they love to see you muscle on
Yeah, they love it when you muscle on
Yeah, they love to see you muscle on…”

miércoles, 23 de diciembre de 2020

Agalma

 
Roy Andersson. “Songs from the Second Floor”. 2000

“… At Easter and Christmas
They granted us a view
Of a world so much better
Than the one we knew
Everyone can share the magic
For 30 minutes at a time…”

Existe un abismo entre las preferencias conceptuales, ideológicas, estéticas y culturales que el individuo (presuntamente) asume como propias y la praxis doméstica de su día a día. En esa disyuntiva se revela palmariamente la fragilidad del discurso y la futilidad del ser social. Universos paralelos que arropan la creencia en el descrédito. El brillo cegador de lo imposible.