lunes, 1 de mayo de 2017

Estéril

Orson Welles. Citizen Kane. 1941





















¿Se puede alardear de integridad si desarrollas tus reivindicaciones en un medio (o un patrocinio) que dista de ser íntegro?
Este aforismo, pretendidamente soslayado, es una cuestión que atañe a casi todas las manifestaciones que realizamos, desde lo particular hasta lo colectivo, desde el ciudadano hasta el profesional y que se convierte en intolerable, por fútil y ventajista, en los medios de comunicación pretendidamente objetivos.
Publicar un comentario