miércoles, 30 de diciembre de 2020

Paisaje interno

 
La caja del diablo. Comunicación audiovisual. Madrid. 2020

“… Like no other you can't be replaced …”

“… I am a rock
I am an island
I have my books
And my poetry to protect me…”

Cierta meta-melancolía perniciosa de lo inconcluso, no acabado, no cerrado. Una perversa, torpe y desviada interpretación de lo vital, de las excelencias artísticas más reputadas. Las múltiples direcciones e implicaciones que el propio hecho, en su condición de work in (no) progress, hold/sustain, produce en la sique con un evidente y marcado sesgo masoquista negando la mayor. Estantigua recurrente del adeudo de cuentas.
El frágil y caprichoso devenir de un molinillo supeditado a la voluntad de las fuerzas eólicas. Deriva fatalista.

martes, 29 de diciembre de 2020

Tatuaje

 
Ildikó Enyedi. “Az én XX. századom”. 1989

“… See what’s right only in the night
Feel what’s right only in the night…

It feels so good to be alone
It feels so good to be alone…”

Pavor de la homogeneización frente al caudal creativo de lo diverso y múltiple (sin excesivo procesado), aquella sincronía mal digerida fruto de un sistema que convierte lo accesorio, fortuito, personal en un táctico método de repetición e indiferenciación. Esta sociedad se construye a golpes contra la identidad hasta unos niveles de despersonalización dramáticos. Gemelaridad estandarizada en la cadena de montaje que proporciona soluciones colectivas a patologías estrictamente individuales, indumentaria-tara. La identidad resulta ser el mejor antígeno contra lo alienante, la enajenación, lo demencial y bochornoso.

domingo, 27 de diciembre de 2020

Surrender

 
Wim Wenders. “Until The End Of The World”. 1991

“… And we don't need a lifetime
(Make me dance, I want to surrender)
We're following the right line
(Make me dance, I want to surrender)

I didn't see it coming
(Make me dance, I want to surrender)
I'm just not in the running
(Make me dance, I want to surrender)…”

“… Monkey see, monkey do
I spent my whole life surrounded by people like you
With all that expectation to weigh heavy on your heart
But no ideas to later tear it all apart
Won't you please knock me off my feet, for a while?
Could you please knock me off my feet, for a while?..”

“… La política emancipatoria nos pide que destruyamos la apariencia de todo 'orden natural', que revelemos que lo que se presenta como necesario e inevitable no es más que mera contingencia y, al mismo tiempo, que lo que se presenta como imposible se revele accesible. Partiendo de una situación en la que nada puede cambiar, todo resulta posible una vez más”. Mark Fisher.

Triste sonrisa marchita de lo irresoluble, di-soluble, diluido en el tiempo, palideciendo desde la noche de los tiempos, devenir gris, el gran peso de la historia que nos condena y nos absuelve, aunque siempre sea subsidiaria de un relato repleto de subjetividades. However, el clamor de la luz, de la evidencia, de los indicios, de las matemáticas de lo palmario. Más doloroso que la verdad es el turbio testimonio de lo falaz, espurio. El cuerpo intentando escapar de su propia identidad tóxica. Polvo de estrellas sobre un cortinón aterciopelado negro. Wir suchen nichts, Wir warten, Irgendwo müssen wir ja warten. 
❤️

viernes, 25 de diciembre de 2020

Rolling Stone

 
Jean-Luc Godard. “Vivre sa vie”. 1962

“… Sweetheart may not be easy
But we're trying hard to hold on
Trying to make it better
Sweetheart, you get so much freedom
But freedom is just another word
When you've no one left to hurt

And I said

Baby, set my soul on fire
I’ve got two little arms to hold on tight
And I want take it higher
Baby, never should say never
I got a hurricane inside my veins
And I want to stay forever…”

Un nuevo gabán mancuniano, hay cantos y llamas en los bolsillos que terminarán por horadar el bello forro “carmesí”…
Las incómodas aristas que lastran la cintura, limitan la movilidad y el cálido aliento del propio sistema solar. Qué más da si tienes buena percha. El juego de miradas realimentadas por la masquerade de mascarillas.
¿Qué hacemos con los buenos y los malos recuerdos? ¿Qué hacemos con la memoria? ¿Un escrito? ¿Un vídeo? ¿Una composición musical? ¿Una obra plástica? ¿Un motivo de trauma irresuelto con tus aspirantes? Heridas abiertas carentes de leucocitos.
Hay voces que susurran el canto de aquellas sirenas, del Ulises Bloom desposado, flâneur de una ciudad cada vez más extraña, entraña-ble otrora. Madrid hates you. El pernicioso reverso Pygmalion’s syndrom, escupiéndole al viento, año de barbecho, vana recolecta. Misionero de causas imposibles, de manos (increíblemente) abiertas, el sueño en el doble filo del precipicio. Tantos errores deberían proporcionar un excedente de verdad, de verosimilitud ¿no? Lord, Gimme Shelter… Lo que resta, pétreo e ígneo.

“… Berlin hates you
Madrid hates you
Seville hates you
Buenos Aires hates you
Amsterdam hates you
London hates you
But they love it when you muscle on
Yeah, they love to see you muscle on
Yeah, they love it when you muscle on
Yeah, they love to see you muscle on…”

miércoles, 23 de diciembre de 2020

Agalma

 
Roy Andersson. “Songs from the Second Floor”. 2000

“… At Easter and Christmas
They granted us a view
Of a world so much better
Than the one we knew
Everyone can share the magic
For 30 minutes at a time…”

Existe un abismo entre las preferencias conceptuales, ideológicas, estéticas y culturales que el individuo (presuntamente) asume como propias y la praxis doméstica de su día a día. En esa disyuntiva se revela palmariamente la fragilidad del discurso y la futilidad del ser social. Universos paralelos que arropan la creencia en el descrédito. El brillo cegador de lo imposible.

lunes, 21 de diciembre de 2020

De un universo en llamas

 
Wim Wenders. Paris, Texas. 1984

“La nostalgia tiene un potencial revolucionario”. Boris Groys.

“… All of my fears
Coming to life
All of my time
Wanting you near
At my side…”

“… Perdón, si estoy de nuevo acá
Pensé que habías preguntado por mí
Me gusta estar de nuevo acá
Aunque no hayas preguntado por mí
Voy a quedarme un poco acá
Cuidarte siempre a vos en la derrota
Hasta el final, el final…”

Hubo una vez un fuego, un bosque, un retorcido y estéril periplo iniciático. Hit the ground, The yard, I found something, I could taste your mouth, Shut the door, Now in the sun tanning…
El fuego que construimos, alimento de refugio, ceniza y carbón de prósperos. Corazón coraza.
El fuego que construimos, anegado de re-sentimiento, heridas abiertas chrysanthemum, ad aeternum.
En el fuego que construimos anidan traiciones, mentiras, excedente de actores secundarios. Coreografía trágicamente innecesaria. Tu faisais semblant, certes. “Hay que saber estar”.
El fuego que construimos, aliento de suspicacias, el turbio relato del descrédito. Tristesse infinita.
En el fuego que construimos cupieron la demencia y lo insensato. Everywhere at the End of Time. Auto-inmolación.
El fuego que construimos, para lo yermo e involutivo. Dolorosa retrogénesis. Rags.
En el fuego que construimos, siempre la derrota por adelantado, lo decepcionante como irreversible. Pusilánime.
El fuego que construimos, determinismo eutanásico. WTF! I Don't Want to Let You Down.

“… Was wir in deinen Träumen suchen?
Wir suchen nichts
Wir warten
Wir warten
Irgendwo müssen wir ja warten…”
 
"... Tell me I'm not dreaming but are we out of time
We're out of time, out of time, out of time
Out of time, out of time...

Y sin embargo, maquiavélico hechizo, haunthony spellbound. La mort en direct. Futuro imperfecto. Es la depresión cinética.
Y sin embargo, conspicua e irónica casuística, el fuego que construimos, ese fuego, permanece en inmarcesible combustión, prendido de una impávida llama incandescente que lo mismo da pábulo a la especulación del abrigo re-confortante, cauterizador, que igual quema, aniquila cualquier atisbo de oportunidad, variable trascendental, alternativa ajena. Tierra quemada. De canes y hortelanos. Discapacidad electiva pertinaz. Jupiter 4. My love is for real.
Y sin embargo, la vívida llama de la memoria de lo posible por precisamente in-posible. I can hear the heart beating as one.
Y sin embargo, arritmia crónica inefable, el coma irreversible de las manos abiertas, el hogar (mi hogar) expedito. Todo el universo depende de eso, Todo el universo depende de eso.
Aprender a "besar". Baisers volés. La llama que no cesa.

“… Your heart is still beating in all of my dreams
And I swore again and again
Never again
Never again…”

sábado, 19 de diciembre de 2020

Des-naturalización

 
Andréi Tarkovski. “Stalker”. 1979

“… Forward's the only way to go
You catch me up, I'll take it slow
I can see your future
There's nobody around…”

El echar de menos el viejo estado de las cosas y el transformar el presente en un estado de las cosas ajeno, insólito, lo familiar vuelto del revés. Como una vieja taza rota, como un viejo jersey convertido en harapos. El estado reversible metamorfoseado extrañamiento, modo bucle infinito. Lo verdaderamente (para) normal sin excentricidades ni supercherías. Call it hate, Call it love, I call it Art…

miércoles, 16 de diciembre de 2020

Iluminado

 
Jean-Luc Godard. “2 ou 3 choses que je sais d'elle”. 1967

“… Time flies, time crawls
Like an insect up and down the walls
The light pours out of me
The light pours out of me
The conspiracy of silence ought
To revolutionize my thought…”

“… No tengas miedo,
tu mente es muy frágil como todas las demás, como todas las demás…
No tengas miedo, no tengas miedo…”

El rayo proyectante de una homología infinita. Más ingrávida cuanta más seguridad nos arropa. Y resulta enorme la bóveda celeste protectora, el cálido abrigo de la Ilustración, la sabiduría por el conocimiento. De permanecer en el régimen de lo intangible (lo inframince) y aspirar al marco de lo inmarcesible, hasta formalizar con trazos precisos una vivienda llamada hogar, a golpes contra sistemas sistémicos, aires contaminados y virus antropomórficos. La ponzoñosa sonrisa de lo demoníaco disfrazado de “buenas intenciones”. Desde la inabarcable llanura desprovista de coordenadas ajustadas, la luz sale de mí proyectada en millones de vectores. Limerencia magnética, gravitacional. Ulises desposado.

sábado, 12 de diciembre de 2020

Los huérfanos

 
Christophe Honoré. "La belle personne". 2008

“… Beehive
Beehive
Honey just gets me stoned when I'm living
Bell rung
And stung
Honey just gets me stoned
Just gets me stoned…”

“…. I ain't got
Nothing to be scared of, no
No I ain't got
Nothing to be scared of, no
No I ain't got
Anything to be scared of, no
'Cos I love you…”

El cuerpo como bomba de tiempo, la mente como artefacto implosivo de efectos colaterales que se extienden hacia el futuro empero también al pasado. Aquel, un vehículo que ha de asimilar las limitaciones de sus fronteras y el tremendo riesgo capital de aventurarse en otras. La invasión de los ultracuerpos. Esta, una dimensión inasible donde las fallas admonitorias evidencian el desequilibrio entre forma y fondo. Una vez perdido el fondo, hacia el fondo, el exterior polichinela de un envoltorio fallido, la falacia de una presunta belleza podrida, corrompida en su más esencial atractivo. Even those you love...

martes, 8 de diciembre de 2020

Incroyable! merveilleux!

 
Philippe Garrel. “Elle a passe tant d'heures sous les sunlights". 1985

“… J’ai tant rêvé de toi, tant marché, parlé, couché avec ton fantôme
qu’il ne me reste plus peut-être, et pourtant,
qu’à être fantôme parmi les fantômes et plus ombre cent fois
que l’ombre qui se promène et se promènera allègrement
sur le cadran solaire de ta vie…”. Robert Desnos.

El tiempo, esa gran masa viscosa sin área ni dirección determinados, fósil oleoso oculto tras kilométricas capas de olvido. Desde los ochenta hasta los noventa. El proceloso rito iniciático, atávico de la madurez.
Vasto silencio, el filme mudo que deja volar la imagen, sin necesidad de coyunturales préstamos.
El vivo retrato de "L", elle. Hélas pour moi. El desaliño y la oscilación entre el nido y la acera. La actitud clochard y el glamour de starlet-Factory-Sedwick. En blanco y negro, la juventud a fuerza de golpes y errores forjando una identidad, redoblando la existente. L’ombra della luce. Aquel vínculo nos hizo tan grandes como frágiles. Desde la fina línea delgada.
No conviene exponerse tanto a la luz del sol, tampoco a los flashes nocturnos del vacío. Los melifluos vínculos sociales.
Incroyable! merveilleux!

sábado, 5 de diciembre de 2020

Mi pálido rostro

 
Chantal Akerman. “Les rendez-vous d'Anna”. 1978

“… Ton âme est bleue, mon visage est pâle
Je n'te ferai jamais aucun mal
Pas autant que tu m'en as fait
Comme je t'aimais, je t'aimais
Le fond de l'eau est sale
On vit des moments tellement banals
Ton âme est bleue, mon visage est pâle
Comme la rosée sur ses pétales
Ni comptant, ni Paypal…”

Glauca expresión de la impavidez, de una sorpresa albina, de un eterno desencuentro con la realidad y sus numerosos adláteres. La vida comprendía eso, la no-comprensión completa, pero es cierto que se supera day by day. El pasmo de un tedioso blanco domingo de invierno, alba tristesse de un asombro en diferido, de aniversarios abandonados, como engranajes de viejos transatlánticos que, lejos de colisionar, arrasan con todo lo que queda bajo sus faldas… “Oh baby here comes the fear again, The end is near again… “.

La desorientación existencialista de quien ya no tiene nada que ofrecer, completamente vacío. Nada que conmemorar, ningún sentimiento que albergar, ningún deseo que alimentar, ni hacia el pasado ni hacia el presente. Ese estupor ingrávido de Anna/Chantal en el que (mal) habitan(mos). Para los que tienen sangre, ella la hiela. Se trata de un amplio malestar cultural insoslayable. Vivimos tiempos tremendamente banales, sí.
“… Ton âme est bleue, mon visage est pâle, Je n'te ferai jamais aucun mal, Pas autant que tu m'en as fait, Mais comme je t'aimais, je t'aimais…”

jueves, 3 de diciembre de 2020

La mancha

 
Agnès Varda. “Cleo de 5 a 7”. 1962

“… I am, I am, I am Superman and I know what's happening
I am, I am, I am Superman and I can do anything

You don't really love that guy you make it with now, do you?
I know you don't love that guy 'cause I can see right through you

I am, I am, I am Superman and I know what's happening
I am, I am, I am Superman and I can do anything

If you go a million miles away I'll track you down, girl
Trust me when I say I know the pathway to your heart…”

Esa mancha, lo que en un principio era una diminuta muestra gris que, a fuerza de obstinada limpieza, había crecido en un preocupante exponente. El descubrimiento de la debilidad por un mundo enmarcado, preparado para el éxito y el vano halago gratuito. "Las mujeres tienden a (querer) ser amadas más que a amar".

La fuerza, el poder de las ideas, de la palabra verbalizada, el tenue atenuante de la catástrofe. El estigma de la enfermedad, de la guerra cruel. Gimme, gimme shelter… or I'm gonna fade away. Esa fealdad monstruosa que todos rechazan y de la que nada quieren saber, maladie. La naturaleza conoce cómo barrer de un plumazo nuestras expectativas de eternidad, nuestras vanas ilusiones de trascendencia, nuestro miserable ridículo orgullo, la menudencia decadente de las diatribas. Tantos desencuentros, tantas caídas, tantas advertencias para llegar al mismo punto. El último punto del viaje, el transitado viaje del hola-adiós.

“… War, children
It's just a shot away…
It's just a shot away…

… I tell you love, sister
It's just a kiss away…
It's just a kiss away…”

miércoles, 2 de diciembre de 2020

Cojera

 
Jean-Luc Godard. “Allemagne 90 neuf zéro”. 1991

“… All those good people…
They ought to practice what they preach…”

“… Qué a gusto se estaba desconociendo la realidad, jugando con linternas, estábamos tan bien que me creí que todo era mentira…”

“Älskade vare de som sätter sig”

El frío estéril que sólo invoca las premoniciones más racionales menos evadibles. La vulnerabilidad que osamos alevosamente ignorar a corto plazo.
¿Dónde se pueden encontrar flores en un invierno perenne? Life's Rich Pageant…
Acumulación y postergación. Una extraña manera de transformar culpa, irresponsabilidad en recriminación. La compleja vuelta de tuerca donde lo imposible se torna verosímil con un simple juego de manos. “… So nobody here knows what it means anymore”.

martes, 1 de diciembre de 2020

Jupiter 4

 
Christian Petzold. “Undine”. 2020

“El tiempo que retorna y el tiempo que progresa hablan a dos estados de ánimo fundamentales del ser humano, a saber: al recuerdo y a la esperanza, que son los dos constructores del palacio que el hombre habita. En el recuerdo y en la esperanza se encuentran el padre y el hijo, el espíritu conservador y el espíritu de cambio”. Ernst Jünger.

La añoranza es excepcionalmente lícita si lo reivindicado supone una derivada cuestión vital. El aliento de una saludable templanza verosímil. My love is for real. Su aceptación, asimilación, implica el esfuerzo denodado por el rescate de aquello, no de lo que fue aquello, porque eso es materialmente imposible. Only Left(l)overs left alive… Undine’s sinewave, sine die.